RECONOCE EL PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO A LOS INGENIEROS CIVILES MEXICANOS POR...

RECONOCE EL PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO A LOS INGENIEROS CIVILES MEXICANOS POR SER PARTE ACTIVA DEL DESARROLLO DEL PAÍS

192
0
Compartir

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, inauguró hoy el 29º Congreso Nacional de Ingeniería Civil “Planeación, Ética e Innovación para un Desarrollo Equitativo y Sustentable”, en el que expresó su reconocimiento a los ingenieros civiles mexicanos por ser parte activa del desarrollo del país.

Refirió que “la transformación fue la ruta que decidimos emprender hace poco más de cinco años, cuando señalé que no veníamos a administrar, veníamos a transformar, a sentar nuevas bases, nuevos cimientos para el desarrollo nacional”.

Subrayó que ese impulso transformador “sólo hubiese sido posible si lográbamos desarrollar una infraestructura de calidad que le diera soporte a la transformación”. Recordó que desde el primer día de la Administración “tuve muy claro que para lograr lo que nos proponíamos, dependíamos al 100 por ciento de la capacidad de nuestros ingenieros, de su talento, de su creatividad, de su capacidad”.

“En pocas palabras, la ingeniería civil ha estado en el corazón de los logros que se propuso alcanzar el Pacto por México, este Pacto que logramos las principales fuerzas políticas del país, no pensando en los intereses de cada partido sino realmente fijándonos una agenda transformadora que sentara nuevas bases para el desarrollo nacional. En la materialización de esta agenda, han tenido una participación bien importante los ingenieros civiles de México”, subrayó.

El Primer Mandatario indicó que el proyecto de transformación del país implica, además de la ingeniería civil, cambios estructurales, profundos, y nuevos cimientos. “Pensemos, por ejemplo, en la Reforma Educativa. Junto con mejores maestros y mejores contenidos, contar hoy con salones de clase idóneos, con una mejor infraestructura, sin duda lo podemos tener gracias a la participación de los ingenieros de México”, dijo.

Indicó que en esta Administración “hemos dedicado una inversión que no tiene precedente, diferente de la que el Congreso aprueba cada año para la infraestructura educativa. Emitimos un bono que nos permitió alcanzar 50 mil millones de pesos adicionales para poder modernizar, remodelar y edificar 33 mil planteles en todo el país, en donde se atiende a poco más del 40 por ciento de la matricula educativa de educación básica de nuestro país”.

Agregó que en el sector de las telecomunicaciones, “la disminución en más de 40 por ciento de los costos de telefonía y el crecimiento de más de 30 millones de usuarios de internet hubiera sido imposible sin la construcción de nuevas torres de transmisión, redes de fibra óptica y estaciones base”.

Incluso, añadió, “la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio no habría podido llevarse a cabo sin la construcción de 800 nuevas salas para juicios orales”.

El Titular del Ejecutivo Federal puntualizó que “hace cinco años iniciamos una nueva era en la construcción de grandes obras y modernos proyectos de ingeniería. Lo hicimos a partir de un principio básico: en el desarrollo de infraestructura, el Gobierno ya no puede ir solo, se requiere de un gran esfuerzo nacional en el que la iniciativa privada es central en su participación”.

Destacó que la participación del sector privado “permite ampliar los recursos disponibles, incentiva la innovación y el uso de tecnologías de vanguardia y diversifica el riesgo que representan estas grandes inversiones”.

Resaltó que junto con la iniciativa privada se han desarrollado proyectos de ingeniería civil que trascenderán este sexenio y que beneficiarán a muchas generaciones de mexicanos. Dio algunos ejemplos:

  • A final de esta Administración habremos construido cinco mil 500 kilómetros de nuevas autopistas y carreteras, el equivalente a la distancia entre la Ciudad de México y Alaska. Esto es lo que se habrá construido a lo largo de estos seis años, que concluyen justamente en 2018.
  • Habremos duplicado la capacidad de nuestros puertos, al pasar de 260 a 520 millones de toneladas. Mover esta cantidad de carga equivale a desplazar alrededor de 50 contenedores por minuto.
  • El Tren Interurbano México-Toluca y el Tren Ligero de Guadalajara transportarán a 84 millones de pasajeros al año, el equivalente a dos terceras partes de nuestra población.
  • Se han comprometido prácticamente 200 mil millones de dólares en inversiones del sector privado solamente en el sector energético, en materia de hidrocarburos y en materia de electricidad; en materia de generación de energías limpias. Ello permitirá perforar 30 nuevos pozos marinos e incrementar en 10 por ciento la capacidad de generación eléctrica en los próximos tres años.
  • La ampliación de la red de distribución nos ha permitido llevar agua potable al 94 por ciento de la población, con lo que hemos cumplido ya la meta que nos propusimos al inicio de esta Administración y que está inscrita en el Plan Nacional de Desarrollo.
  • El Túnel Emisor Oriente y la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Atotonilco, la tercera más grande del mundo, son ya emblemas de la ingeniería hidráulica mexicana.
  • Y un último ejemplo: apoyado en la expansión que ha tenido la infraestructura aeroportuaria, el transporte aéreo de pasajeros ha crecido 60 por ciento y hoy tenemos más de mil nuevas rutas nacionales e internacionales.

El Presidente Peña Nieto enfatizó que, una vez concluido, el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México “moverá anualmente a 125 millones de pasajeros, convirtiéndose en el segundo con mayor número de viajeros en el mundo”.

“Estoy convencido de que este nuevo Aeropuerto será una de las obras ícono de nuestro país. El nuevo Aeropuerto de la Internacional de la Ciudad de México habrá de convertirse en el tiempo en uno de los grandes íconos de la ingeniería civil mexicana de nuestro país”, señaló.

“También vale la pena destacar los proyectos de la Red Compartida y del nuevo Puerto de Veracruz”, que crecerá en su capacidad este mismo año, “obviamente con proyección para la instalación de nueva infraestructura, cuatro veces el tamaño que tiene el actual Puerto de Veracruz”, dijo.

Precisó que la Red Compartida “nos permitirá llegar en conexión de alta velocidad en el internet al 92 por ciento de la población nacional. Hoy, es cierto, han crecido los servicios, ha crecido la conectividad, pero aún no llegamos a los lugares más recónditos, más apartados de la geografía nacional, y lo que lo hará posible es el proyecto que denominamos Red Compartida”.

El Primer Mandatario dijo que el desarrollo de infraestructura es una de las formas más tangibles de medir el progreso de una nación. “Si hoy somos la 15ª economía del mundo y uno de los principales destinos para la inversión extranjera, es gracias a nuestra capacidad para construir más y mejores carreteras, puertos marítimos y aéreos, y una más moderna red de telecomunicaciones”, aseveró.

“Si hoy tenemos una economía más productiva y generadora de empleos, que nos permite cerrar brechas sociales y regionales, es gracias a la construcción de más y mejores escuelas y hospitales, del desarrollo de vivienda sustentable y de una mejor conectividad urbana. Y si hoy nuestro país tiene una mayor capacidad para enfrentar el embate de la naturaleza ha sido, en gran medida, gracias al talento de las y los ingenieros de México”, continuó.

“Por todo esto, nuestros ingenieros civiles tienen el más amplio reconocimiento de los mexicanos, y estoy seguro de que seguirán siendo actores protagónicos del desarrollo y de la transformación de nuestro país”, enfatizó.

El Titular del Ejecutivo Federal expresó su reconocimiento a los ingenieros civiles mexicanos por su papel a raíz de los sismos de septiembre del año pasado. “A diferencia de lo que sucedió en 1985, las grandes urbes resistieron relativamente bien. Los nuevos estándares de seguridad se deben, en gran parte, al trabajo de muchos años de nuestros ingenieros civiles”, señaló.

En el evento, el Presidente de la República recibió un reconocimiento que le entregó el Colegio de Ingenieros Civiles de México, e hizo entrega del Premio Nacional de Ingeniería Civil 2017 a Andrés Moreno y Fernández.

Dejar una respuesta