Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider

EQUIPO «VIEJO» DEL IMSS PONE EN RIESGO A PACIENTES

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) presenta un problema en materia de equipo e instrumental médico, pues sus unidades, hospitales y clínicas del primero a tercer nivel operan con equipo e instrumental viejo, que ya cumplió su vida útil.

Este problema, que lo arrastra de administraciones anteriores, pone en riesgo la atención y la salud de 52.7 millones de derechohabientes.

Un diagnóstico del IMSS, fechado en noviembre de este año, señala que “si se recorre el territorio nacional, los problemas asociados al equipo médico son comunes en unidades médicas e instituciones de atención a la salud, si bien varían en escala de severidad, pero con problemas como: baja calidad en la prestación de los servicios de salud, ocasionada por falta de disponibilidad de equipos médicos involucrados en el diagnóstico y tratamiento del paciente, a causa de no contar con insumos, funcionar inapropiadamente o estar fuera de operación por descompostura o sobreuso”.

Respecto a la infraestructura mobiliaria, el Instituto Mexicano del Seguro Social identificó la existencia de equipo médico e instrumental quirúrgico estropeados y en algunos casos antiguos, pues han rebasado su vida útil, lo que trunca diagnósticos y tratamientos, así como complicaciones en la enfermedad, ocasionando deterioro de la salud del paciente, y al instituto la imposibilidad de ofrecer un mejor tratamiento.

Cabe señalar que el IMSS ha recibido observaciones de autoridades sanitarias como Cofepris, la Comisión de Vigilancia del organismo, quejas de derechohabientes, personal institucional o por el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social.

El instituto calcula el promedio de antigüedad de equipos por nivel de atención es, en el primero, 35 años, y del segundo y tercero, 36 años.

El diagnóstico sostiene que “cuando un equipo médico no está disponible para un diagnóstico, tratamiento, procedimiento, ya sea a consecuencia de falta de insumos, refacciones o de mantenimiento, se compromete la prestación de servicios a la población, produciéndose retrasos en citas y cirugías, entre otros”.

Autoridades del IMSS plantean realizar una derrama económica entre empresas especializadas en instrumentos y equipo médico por casi cinco mil 786.5 millones de pesos en 2020 para atender este problema.

Al cierre del 2019, calcula que el déficit de inversiones en equipo e instrumentos médicos es de 201 mil artículos, con un valor aproximado de 18 mil 611 millones de pesos, recursos que no posibles “tener en este momento, y quizá tampoco son posibles ejercer en un solo periodo fiscal”, por lo que es necesario seleccionar bienes que se puede adquirir en el corto plazo.

Ante la situación, y para atender el problema, las autoridades de primer nivel demandan de inmediato 13 mil 766 de estos artículos; el segundo, 18 mil 280, y el tercero, 11 mil 13.

Al concluir este año, el IMSS opera con mil 516 unidades de primer nivel, de las cuales mil 30 son Unidades de Medicina Familiar (UMF) y 381 Unidades Auxiliares de Medicina Familiares.

Para el segundo nivel, el inventario arroja 248 unidades, de las cuales 111 son hospitales de medicina familiar, cuatro hospitales con Unidades Médicas de Atención Ambulatoria, 124 hospitales, nueve UMAA y dos Unidades de apoyo a la atención médico.

El tercer nivel reportan 36 unidades, de las cuales 25 son Unidades Médicas de Alta Especialidad, 11 complementarias, y dos de apoyo a la atención.

Fuente: Archivo

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider