Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider

INCENDIOS DEJAN A 4 MIL PERSONAS ATRAPADAS EN UNA PLAYA AL SURESTE DE AUSTRALIA

El último día del año ha dejado a un padre y a su hijo sin vida, cinco desaparecidos y cuatro mil personas atrapadas en una playa en Australia por la ola de incendios a la que se están enfrentando el país.

Los hechos ocurrieron en las palyas de Mallacoota, un pequeño municipio turístico situado en el sureste de la isla, donde las cuatro mil personas quedaron atrapadas

Shane Fitzsimmons, el comisionado del servicio de bomberos rurales de Nueva Gales del Sur (Estado del sureste del país, cuya capital es Sídney), ha asegurado que este martes es la peor temporada de incendios que ha registrado, donde hay 120 incendios y 68 fuera de control.

«Hoy es un día horrible para Nueva Gales del Sur en lo que se refiere a los incendios. Tras la trágica muerte anoche de un bombero voluntario, se ha confirmado que hay dos muertos en Cobargo, la policía lo ha confirmado, y una tercera está desaparecida», dijo Gladys Berijiklian, jefa del Gobierno de ese Estado, en una rueda de prensa.

El jefe del Gobierno de Victoria, Daniel Andrews, ya había confirmado la situación de las cuatro personas que no han sido localizadas en las zonas donde arden varios focos en este Estado del sureste del país, provocando «pérdidas muy significativas de propiedades, ganado, vallas y cobertizos».

“Las condiciones no están mejorando en este momento. Todavía viviremos horas de condiciones peligrosas, especialmente en la costa sur y en algunas partes del suroeste de Nueva Gales del Sur”, ha explicado Gladys Berejiklian.

Los daños se han producido principalmente por los fuegos en el municipio de East Gippsland, situado en el extremo sureste de Victoria y fronterizo con el Estado de Nueva Gales del Sur, y al que pertenece el balneario de Mallacoota.

Daniel Andrews, el jefe del Gobierno de Victoria informó que existe la posibilidad de evacuar por mar a algunas comunidades afectadas por los incendios, como la de Mallacoota, «hemos hecho algunas peticiones [al Ejército australiano] para que nos apoyen en las evaluaciones de los daños a las propiedades y también para acceder a algunas comunidades aisladas por vía marítima”.

Fuente: El País

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider