Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider

CIUDADANOS DEL MUNICIPIO DE RÍO BLANCO ENSOMBRECEN EL DESLUCIDO ACTO CONMEMORATIVO DE LOS MÁRTIRES DEL SIETE DE ENERO EXIGEN AL PRESIDENTE MUNICIPAL DAVID VELÁSQUEZ RUANO CUMPLA SU PALABRA CON LA MUNICIPALIZACIÓN DEL AGUA

POR: JACINTO ROMERO FLORES

Río Blanco, Veracruz. –  Un grupo de ciudadanos provenientes de diversas colonias del municipio de Río Blanco, marcharon desde los arcos de la Ciudad de Orizaba hasta el lugar donde se llevaría a cabo el homenaje a los mártires del siete de enero, donde por cierto algo que nunca antes se había visto, fue colocar con madera a fin de evitar el paso de personas al citado recinto.

Sin contar con la presencia de personalidades de importancia a nivel nacional, el acto deslucido, por cierto, comenzó casi dos horas después, lo cual incomodaba a los invitados que llegaron desde antes de las diez de la mañana.

Justamente cuando el alcalde David Velásquez Ruano, tomaba el micrófono para dar a conocer su improvisada arenga, los vecinos inconformes le gritaban que se fuera de ese acto, que daba pena como presidente municipal, debido a que no cumplió con su palabra de respaldar el tema de la municipalización del agua.

Una conmemoración plagada de manifestantes y rechazo hacia el gobierno municipal de David Velázquez Ruano fue la que se vivió este día en Río Blanco en el marco conmemorativo del 113 aniversario de la Huelga y los Mártires del 7 de enero.

En esta manifestación igual se vio la participación de habitantes de la colonia Modelo, los cuales manifestaban «Velázquez Ruano es un alcalde que obstaculiza nuestro beneficio, pues tiene pleno conocimiento de la necesidad que miles de habitantes tenemos y que diariamente quedamos bloqueados por el ferrocarril, él alcalde tiene conocimiento, pero ha desistido de apoyarnos a pesar de que Gobierno del Estado y Ferrosur han manifestado interés en este tema».

Los gritos de las personas inconformes opacaron en todo momento el acto conmemorativo, a grado tal que uno de los oradores encargado de hacer una reseña histórica de la matanza de obreros ordenada por el general Porfirio Díaz, de nombre Cesar Helidoro Silva Reyes se equivocó de apellido al nombrar al general Diez y en lugar de Díaz lo cual arrancó las risas de la concurrencia.

Es más, al momento que Silva Reyes daba a conocer su participación los ex obreros de la fábrica de Río Blanco, le gritaron consignas de repudio cuando estuvo al frente de la CROC regional.

Publicidad
Slider