Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider

JUEZ FEDERAL DE EU APRUEBA CONSTRUCCIÓN DE MURO PRIVADO

La construcción de un muro fronterizo con fondos privados en el sur de Texas podría comenzar en los próximos días después de que un juez federal falló el jueves a favor de levantar una orden de restricción en contra del proyecto.

La orden del juez de distrito Randy Crane fue el segundo fallo federal en dos días en favor de los cercos fronterizos.

El miércoles, la Corte Federal de Apelaciones del Quinto Circuito revirtió la decisión de un tribunal de menor instancia que había evitado que el Gobierno del Presidente Donald Trump desviara tres mil 600 millones de dólares de proyectos de construcción militar para financiar 280 kilómetros de muro en la frontera con México.

Fisher Industries, una compañía constructora con sede en Dakota del Norte, quiere instalar 4.8 kilómetros de postes de acero de aproximadamente 10 metros de altura en el límite de Texas con el río Bravo, en la frontera con México.

Tommy Fisher,presidente de la empresa, invertiría 40 millones de dólares en el muro fronterizo privado -promovido originalmente por un grupo de recaudación de fondos partidario de Trump- para demostrar que su compañía puede construir esas barreras de una manera más efectiva.

El Gobierno federal interpuso una demanda para frenar a Fisher bajo el argumento de que una construcción tan cercana al río Bravo corría el riesgo de alterar el flujo del agua y a la larga generar inundaciones en México, en violación con las obligaciones establecidas en tratados internacionales.

Los segmentos existentes de bardeado y las pequeñas secciones que el Gobierno construye actualmente se ubican generalmente en paralelo a los diques del río Bravo, o bien, atraviesan propiedades a una distancia significativa de él.

Estados Unidos trabaja actualmente para incautar terrenos privados a fin de construir más sectores del muro en Texas.

Fuente: Reforma

Publicidad
Slider