Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider

ALERTA IMSS SOBRE TRASTORNO AFECTIVO ESTACIONAL

La Oficina de Representación en Veracruz Sur, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), alertó a la población en general sobre los síntomas del trastorno afectivo estacional, conocido también como depresión invernal, padecimiento que es más frecuente en población femenina, debido a cuestiones hormonales.

La psicóloga clínica adscrita al Hospital General Regional (HGR), en Orizaba, Paola Úbeda Sierra, explicó que el trastorno afectivo estacional está relacionado con la temporada invernal, en que la exposición a los rayos del sol es menor, fenómeno químico que provoca baja en la generación de dopamina en el organismo, que es un neurotransmisor relacionado con el aprendizaje, la memoria, la motivación y el placer, entre otros.

Añadió que el trastorno afectivo estacional se caracteriza por un aumento en las ganas de dormir, falta de energía y concentración, fatiga, sensación de desesperanza, baja en el estado de ánimo y autoestima.

“Se puede presentar por episodios que van de cuatro a 13 días, cuando se extiende es necesario solicitar la intervención especializada, porque el problema tiende a agudizarse; la familia o el círculo cercano debe estar atento para estar en condiciones de apoyarlo”, apuntó.

Dijo que derivado de la pandemia y las limitaciones para salir, acudir a centros de esparcimiento y socializar, algunas personas presentan cuadros depresivos, que en esta temporada invernal suelen agudizarse, de ahí la importancia de identificarlo y establecer acciones para revertir estos efectos.

Sugirió que pese a las condiciones de confinamiento o de la forma de vida que apliquen derivando de la pandemia, la población busque alternativas para mantener la mente y el cuerpo ocupado y canalizar las energías, realizar ejercicio en casa, practicar alguna terapia ocupacional de acuerdo a sus intereses, como la lectura, pintura, baile, tejido, manualidades o alguna actividad artística.

Dijo que para el tema del aislamiento social y la sensación de soledad o abandono que algunas personas pueden presentar, el uso de la tecnología constituye una excelente opción, por ejemplo integrándose a grupos en donde se saluden y socialicen, efectúen videollamadas, chats grupales, y otras en las que aunque el acercamiento no es físico, derivado de la sana distancia recomendada por las autoridades médicas, pero sí generan esa comunicación, si hay contacto a través de la comunicación.

Finalmente, reiteró la importancia de solicitar ayuda profesional, acercándose a los servicios de salud mental del IMSS, cuando a nivel personal o familiar, y pese a las sugerencias citadas, se detecten comportamientos que reflejen una fuerte depresión, para que se otorgue atención profesional y se eviten consecuencias físicas, mentales y emocionales.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider