Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider

Anel recibió la donación de un riñón de su madre; mejoró su calidad de vida: IMSS Veracruz Sur.

 

 

El amor de una madre no tiene límite y lo constató Anel ”N” paciente del Hospital General de Zona (HGZ) No. 33 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tierra Blanca. Veracruz Sur, quien recibió un riñón de su progenitora tras padecer insuficiencia renal desde los 20 años de edad.

A seis años de este acontecimiento, hoy Anel está recuperada y lucha día con día para salir adelante, con sueños por cumplir como emprender un negocio propio que le permita a ella y a su familia tener un mejor nivel de vida.

Recordó que fue diagnosticada con insuficiencia renal a causa de riñones infantiles a los 20 años de edad, lo que hizo que su calidad de vida se deteriorara y no pudiera disfrutar de su vida universitaria.

Dedos amarillos, hinchazón y ardor en los pies fueron los síntomas que presentó; tras varios estudios y análisis se diagnosticó insuficiencia renal y con ello las sesiones diarias de diálisis peritoneal que le permitían vivir pero con limitantes.

Del HGZ No. 33 de Tierra Blanca fue enviada al No. 8 de Córdoba donde comenzó el proceso de trasplante para continuarlo en la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) en el Puerto de Veracruz, donde Anel y su mamá fueron sometidas a diversas pruebas para confirmar la compatibilidad a lo largo de un año.

En el año 2015 Anel recibió el riñón de su mamá, en una cirugía que duró más de ocho horas con resultados exitosos. A los pocos meses ya sin un catéter de diálisis pudo realizar las actividades que toda joven de 20 años de edad hace como bailar, nadar, salir a divertirse con los amigos.

“Fue algo difícil cuando le informaron de la enfermedad que padecía de la cual no conocía nada. Esa noticia me la dan el día de mi cumpleaños y desde ese momento todo cambió radicalmente en mi vida. En ese momento iba a la universidad y tuve que cambiar mis horarios porque me tenía que conectar a la máquina de diálisis, fue un tiempo muy difícil”, explicó Anel.

 

Ahora ya recuperada, Anel agradece el apoyo y cuidados que tuvo en el Seguro Social tanto en Tierra Blanca, Córdoba y Puerto de Veracruz, por parte de los médicos nefrólogos y equipo médico, enfermeras, camilleros, trabajadoras sociales que permitieron que hoy ella esté con su familia disfrutando de una segunda oportunidad de vida.

 

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider