Slider
Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider

‘¡Ronaldo me acaba de contratar!’: El delantero que era electricista y se enfrentará al Barcelona.

La vida de Marcos André, como asistente de electricista, cambió con una invitación a la Copa Junior de Futbol São Paulo y su posterior viaje al futbol español
La vida de Marcos André dio muchas vueltas hasta que llegó al Valencia, que se medirá al Barcelona este domingo en LaLiga.

Nacido en São Luis y criado en Coroatá, el joven que soñaba con ser jugador perdió a su padre cuando solo tenía nueve años. Después de comenzar en la escuela secundaria de Sampaio Corrêa, hizo varias pruebas en clubes como São Paulo, Paraná y Goiás hasta ganarse un lugar en el Sobradinho.

«Llegué a casa y me dijeron que me iban a llamar. La llamada no llegó y fue un golpe de la realidad. Solo mi madre estaba trabajando. Le pedí a mi madre que me ayudara a conseguir un trabajo porque siempre jugaba juegos, pero no ganaba dinero», dijo. A ESPN.com.br.

Marcos comenzó a trabajar como asistente de electricista en un hospital de Brasilia.

«Mi madre se despertaba a las 3 de la mañana. A veces yo ni siquiera dormía, veía la televisión. Se levantaba muy temprano para hacernos la comida. Me regañaba y me molestaba mucho (risas). Fue bueno compartir esos momentos, pero ella sabía que no era lo que yo quería», dijo.

Un día, un directivo del Araguaína llamó al celular de la madre de Marcos y lo invitó a competir en la Copa Junior de Fútbol São Paulo.

«Mi madre es muy importante en mi vida y estoy muy agradecido de que siempre me haya apoyado, a pesar de las condiciones. Sabía que tendría tres partidos para demostrar algo. Lo hice bien en el último y un técnico de España pidió mi DVD. Estaba viendo el DVD a la una de la mañana y yo no podía dormir. Y a las dos de la mañana me llamó y me dijo que le gustaba mucho y que quería llevarme. Empecé a llorar porque es algo que nunca imaginaría. Ya estaba pensando en irme a casa ”, dijo.

Antes de viajar a España, Marcos pasó unos meses en Guaratinguetá y jugó para el equipo juvenil del Celta de Vigo. Sin embargo, fue cedido al Celta B y luego a Ordenes, de la cuarta división española.

En el equipo de Ronaldo
La temporada siguiente pasó al Logroñés B de cuarta división, e incluso jugó en el primer equipo. Tras marcar 25 goles en dos temporadas, fue fichado en 2019 por el Real Valladolid, presidido por Ronaldo.

«La primera vez que lo conocí, me preguntó si estaba feliz. Y le dije que era el chico más feliz del mundo. Le dije a mi madre: ‘¡Ronaldo me acaba de contratar!’ Y ella no lo creía. Le dije: «Es verdad. Te enviaré una foto. Hablé con él», recordó.

Marcos se fue cedido al CD Mirandés, de la segunda división española, que fue la gran sensación de la Copa del Rey. El equipo eliminó al Celta y al Sevilla y cayó solo en la semifinales a la Real Sociedad.

Tras marcar 12 goles y 3 asistencias en 45 partidos, el brasileño volvió en 2020 al equipo de Ronaldo y jugó toda la temporada de La Liga.

Pese al descenso del Valladolid, Marcos destacó con cuatro goles y tres asistencias en 23 partidos y fue vendido al Valencia.

«Fue todo un mes de negociación. Tenía la cabeza puesta en que quería jugar en Primera División. No sabía que el Valencia estaba interesado por mí. Estoy muy contento de que mi trabajo sea reconocido por un club importante como el Valencia. La confianza que tenían era alta porque el club no estaba en un buen momento económico. Ahora se trata de intentar retribuir en el campo.

Con un contrato de cinco años, el brasileño espera destacarse en uno de los equipos con más populares de España. Hasta el momento, ha entrado en seis partidos (uno como titular) y ha marcado un gol.

«Cuando llegas a un club como el Valencia, tus posibilidades de estar en la selección también aumentan. Aún no tengo la nacionalidad española, pero siempre querré defender a Brasil porque es mi país. Sería increíble para mí.»

El domingo, Marcos espera jugar contra el Barcelona, ​​que atraviesa una gran crisis.

«Es un gran partido en el que todo el mundo te estará mirando. Va a ser un gran partido. Hay dos grandes clubes y estamos preparados para jugar un buen partido. Todo el mundo dice que no está en el mejor momento (Barcelona) pero nosotros no lo pensamos. El domingo vamos a intentar ganar los 3 puntos. Sabemos que no será fácil, pero vamos con todo», dijo.

Fuente: ESPN.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider