Slider
Slider
Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider

Ada Colau y Richard Gere testificarán en el juicio contra Salvini por el Open Arms.

El juicio contra el ex ministro del Interior y líder de la Liga, Matteo Salvini, por impedir durante 19 días en agosto de 2019 el desembarco de un centenar de migrantes rescatados por la ONG española Open Arms, ha arrancado hoy en la capital de Sicilia, Palermo (Italia), con la admisión de todos los testigos presentados, entre ellos el exjefe de Gobierno, Giuseppe Conte, varios ministros y el actor estadounidense Richard Gere.

En esta primera audiencia, tras una vista del pasado 15 de septiembre que fue inmediatamente suspendida, se ha presentado ulterior documentación para el sumario y se han presentado los testigos por parte de la defensa, acusación y partes civiles.

Muchos de los testigos son comunes entre defensa y acusación, como Giuseppe Conte, el presidente del Gobierno con el que Salvini fue ministro del Interior, pero también la actual titular de esa cartera, Luciana Lamorgese, y otros ministros de aquel Ejecutivo.

La próxima audiencia de este proceso en el que se imputa a Salvini por secuestro de persona y de omisión de sus funciones será el próximo 17 de diciembre, cuando se escucharán a los primeros siete testigos que serán oficiales militares implicados esos días.

Durante la vista de hoy se han enumerado los testigos presentados por acusación, defensa y las cerca de veinte partes civiles, entre ellas el ayuntamiento de Barcelona, de Palermo y otras asociaciones.

Mientras la abogada de Salvini, Giulia Buongiorno, ha aceptado a todos los presentados, el fiscal, Francesco Lo Voi, ha presentado sus objeciones a algunos de los nombres al considerarlos no relevantes, como el actor Richard Gere, presentado por Open Arms, pues estuvo en el barco el 9 de agosto llevando víveres y mostrando su solidaridad a los náufragos.

Lo Voi tampoco se ha mostrado de acuerdo con algunos de los testigos presentados por la defensa, como el excomisario europeo de Migración, Interior y Ciudadanía, Dmtrs Avramopoulos, y el exprimer ministro maltés Joseph Muscat, al explicar que no se juzga la política migratoria de Malta y que además estas personas estarían protegidas por la inmunidad.

Pero la defensa de Salvini ha considerado que estos testigos son de vital importancia para aclarar que no hubo secuestro porque el Open Arms tuvo la posibilidad de ir tanto a Malta como a España.

Finalmente, el presidente de la Segunda Sección del Tribunal penal de Palermo, Roberto Murgia, ha decidido admitir a todos los testigos presentados, unos 50, por lo que se espera que se trate de un juicio muy largo.

El abogado de Open Arms ha defendido su lista de testigos, que incluye a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a toda la tripulación de Open Arms durante aquella misión y el actor Gere, que pudo comprobar con su visita al barco en aquellos días el estado de los migrantes.

SALVINI ACUSA A LAS ONG DE TENER «INTERESES ECONÓMICOS»
El exministro de Interior italiano y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, lanzó este sábado la acusación de que las ONG como la española Open Arms, que salvan las vidas de los migrantes en el Mediterráneo, no se mueven por humanidad sino por «intereses económicos».

Así lo dijo a los medios al salir de la primera vista del proceso en el que está imputado en el Tribunal de Palermo, en Sicilia (sur), de la acusación de secuestro de personas, al haber impedido llegar a puerto durante 19 días a un centenar de migrantes rescatados por Open Arms en agosto de 2019.

«Hay varias investigaciones sobre el dinero que las ONG ganan por estos tráficos por lo que no me gustaría que más allá de la humanidad lo que haya es interés económico en este tráfico de seres humanos», dio Salvini a la salida del aula bunker del cárcel Pagliarelli, donde se celebró esta primera vista.

A la audiencia acudió también el fundador y presidente de Open Arms, Oscar Camps, que se ha personado como parte civil y sobre el que Salvini afirmó: «Una nave española que tiene que ir a España no es un abuso. Los barcos españoles tienen que volver a España sobre todo si España les ha ofrecido hasta dos puertos y no estar al capricho de un señor que quizá tiene otras intenciones».

Es algo simple, una barco de bandera española va a España. Si España no controla a sus barcos, es un problema», subrayó el exministro.

Sobre este proceso en el que podría ser condenado a penas que suman 15 años, Salvini afirmó que nunca se arrepintió de lo que hizo y que sólo lo siente por quitar tiempo a sus hijos y a los italianos «que pagan este proceso político».

«Para este proceso vendrá desde Hollywood Richard Gere, imaginaos que proceso es uno en el que viene a hablar de lo malo que soy Richard Gere», dijo en referencia a que el actor que fue admitido como testigo, presentado por los abogados de Open Arms.

Por otra parte, Salvini afirmó que son 12 gobiernos socialistas en Europa quienes están protegiendo sus fronteras y «construyendo muros» y que incluso «España ha hecho en Ceuta y Melilla cosas que no ha hecho ni Italia».

Añadió que desde 2019, cuando ocurrió el caso Open Arms, se han multiplicado por cinco los desembarcos y los muertos en el Mediterráneo y que de «estos fenómenos las ONG no son los salvadores la patria sino los cómplices».

Fuente: El Mundo.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider