Slider
Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider

Biden retrasa la desclasificación de los documentos del asesinato de John F. Kennedy.

La Casa Blanca vuelve a dar carpetazo a la desclasificación de documentos secretos relacionados con la muerte del que fuera presidente de EE.UU., John Fitzgerald Kennedy, asesinado en 1963. En una directiva compartida en la noche del viernes, Joe Biden dictaminó que buena parte de los documentos que estaban previstos para su revelación el próximo diciembre no sean publicados hasta finales de 2022.

Este diciembre habrá una «desclasificación interina», pero la mayoría de documentos, incluidos los más sensibles, no verán la luz hasta el año que viene, al menos.

«El aplazamiento continuado es necesario para la protección frente a daños identificables a la defensa militar, operaciones de inteligencia, fuerzas de seguridad o el manejo de las relaciones exteriores con tal gravedad que compensa el interés público para su desclasificación inmediata», escribió Biden en su directiva.

Cientos de miles de documentos relacionados con el asesinato de JFK han sido revelados en las últimas décadas, aunque solo se pueden consultar de forma física en la sede de la Administración Nacional de Archivos y Registros (NARA, en sus siglas en inglés), en Maryland.

En 1992, el Congreso firmó una ley sobre los documentos relacionados con el asesinato de JFK que establecía que en un plazo de 25 años el Gobierno debería desclasificar todos sus registros e información al respecto. Es decir, debían salir a la luz en 2017, con Donald Trump en La Casa Blanca. Trump decidió entonces retrasarlos un año, hasta 2018. Aquel año, de nuevo, decidió aplazarlo hasta 2021, después del fin de su primer mandato, apoyándose en las dos circunstancias que la ley de 1992 para ello -daño a la seguridad nacional y con una gravedad que supera la del interés público- y que también utiliza ahora Biden para dar otra patada hacia delante.

El actual presidente también se justifica ahora en que, según el NARA, «por desgracia, la pandemia ha tenido un impacto significativo en las agencias» y ha retrasado el proceso de revisión de los documentos.

Kennedy murió en 1963 durante una visita a Dallas, cuando recibió disparos mientras iba en un coche descapotable junto a su mujer, Jackie Kennedy, y otras autoridades. La muerte del principal sospechoso del asesinato, Lee Harvey Oswald, mientras estaba bajo custodia policial, y el secretismo en la investigación del magnicidio dieron lugar a innumerables teorías conspirativas, desde la participación de la CIA o la responsabilidad de la mafia italiana o de exiliados cubanos. El nuevo retraso insufla un nuevo aire a sus defensores.

Fuente: ABC.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider