Slider
Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider

Francia y el Reino Unido negociarán una solución provisional a la guerra de la pesca.

Francia y el Reino Unido sostendrán este jueves en París una primera ronda de negociaciones destinadas a «diluir la guerra» de la pesca, proponiéndose suspender provisionalmente las amenazas, represalias y sanciones mútuas que habían envenenado una crisis con muchos flecos europeos.

La tarde noche del lunes, Emmanuel Macron anunció el inicio de esas conversaciones, aplazando o descartando las sanciones que su gobierno se proponía imponer al Reino Unido a partir de este miércoles. Una hora más tarde, David Frost, el secretario de Estado británico, responsable del Brexit, escribía en Twitter: «Tengo ganas que comiencen las discusiones de París». Minutos después, Clément Beaune, secretario de Estado francés de Asuntos europeos, respondía de este modo: «Lord Frost ha aceptado nuestra invitación, muy buena noticia».

A partir de tales declaraciones, los gobiernos francés y británicos parecen inclinados a negociar un acuerdo parcial que ponga fin al fleco más inflamable de la «guerra» de la pesca: las concesiones de París y Londres para pescar en aguas territoriales francesas y británicas.

La semana pasada, la gendarmería marítima francesa detuvo a un barco de pesca de arrastre inglés, amenazando con aplicar medidas de retorsión duras contra toda la flota pesquera inglesa. Desde la óptica francesa, Londres no respeta los acuerdos bilaterales y europeos en materia pesquera. Desde la óptica inglesa, las represalias francesas están «completamente injustificadas».

Las conversaciones de París, el jueves, debieran culminar con garantías bilaterales, dejando en suspenso las diferencias de fondo, bilaterales y europeas sobre varios capítulos esenciales del Brexit.

Fuente: ABC.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider