Slider
Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider

Los guardafronteras polacos luchan por impedir el paso a un enorme grupo de migrantes desde Bielorrusia.

Un multitudinario grupo de migrantes que se encuentra en territorio bielorruso, varios miles según las imágenes difundidas por la publicación opositora bielorrusa Nexta y algunos medios de comunicación rusos, llegó en las últimas horas a la frontera polaca, al puesto de Bruzgi-Kuznitsa, con la intención de penetrar en la Unión Europea. Las fuerzas polacas destacadas en la línea fronteriza lograron detener un primer intento de penetrar ilegalmente en el país y, según el Ministerio del Interior de Polonia, la situación está por ahora bajo control. Los migrantes se han dispersado e internado en el bosque.

El presidente de Bielorrusia, Alexánder Lukashenko, ha declarado que, debido a las sanciones impuestas por Bruselas, su país no tiene ya capacidad para restringir el flujo de migrantes. Sin embargo, la radio Eco de Moscú cita informaciones de observadores que sostienen que son las propias autoridades bielorrusas las que están promoviendo activamente la afluencia de inmigrantes ilegales para ser enviados a través de Bielorrusia a la Unión Europea.

«Informaciones muy preocupantes de la frontera. Un grupo importante de migrantes se ha concentrado en Bielorrusia, cerca de la frontera (…) en un intento de entrar en masa en Polonia», afirmó esta mañana Stanislaw Zaryn, portavoz del ministro que coordina los servicios especiales, en un tuit con imágenes de varios miles de migrantes.

Según sus palabras, esas personas «están custodiados por hombres armados bielorrusos que son los que les indican en qué dirección avanzar». Zaryn considera que se trata «del mayor intento de entrada ilegal en Polonia perpetrado hasta la fecha» y asegura que estos migrantes «son hombres jóvenes en su mayoría». Habrían llegado a Bielorrusia por vía aérea procedentes de Siria, Irak y otros países de Oriente Próximo.

Desplegados 12.000 militares
El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, ha manifestado a través de Facebook que la frontera es «sagrada» y ha prometido reforzar todavía más la vigilancia en el punto a donde han llegado los migrantes. Según el ministro de Defensa polaco, Mariusz Blaszczak, en la zona hay ya desplegados 12.000 militares.

La líder opositora bielorrusa, Svetlana Tijanóvskaya, por su parte, ha acusado a las autoridades de Minsk de «agravar la crisis fronteriza» con Polonia y las repúblicas bálticas. A su juicio, Lukashenko «está empujando a estas personas en dirección a Polonia», en lo que ha calificado de ‘guerra híbrida’ contra Europa. Las autoridades polacas calculan en más de 30.000 los intentos de paso ilegal a través de la frontera desde principios de año. Lituania también está enviando tropas a la frontera con Bielorrusia

Por su parte, el Servicio Guardafronteras bielorruso informó en un comunicado que «una gran parte de refugiados con sus efectos personales se desplaza por una carretera hacia la frontera con Polonia». «La indiferencia y la actitud inhumana de las autoridades polacas han llevado a estos refugiados a tomar esta decisión desesperada», se subraya en la nota.

Fuente: ABC.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider