Slider
Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider

Hollande, en el juicio por los atentados de Bataclan: «Los terroristas nos atacaron por nuestro modo de vida».

Ha sido inusitado. Y controvertido. Incluso contestado por algunos abogados. Pero, finalmente, tras un largo debate, François Hollande ha declarado como testigo en el juicio por los atentados islamistas del 13 de noviembre de 2015 en París en los que murieron 130 personas cuando él era presidente de la República.

Hollande ha subido al estrado a desmontar la tesis de los terroristas del Estado Islámico que justificaron su ataque salvaje contra la sala Bataclan y varios cafés como represalia a los bombardeos de Francia en Siria: «Nos atacaron por nuestro modo de vida aquí, no por nuestras acciones en el extranjero. No por lo que hacíamos sino por lo que representábamos, una sociedad abierta».

«La democracia será siempre más fuerte que la barbarie», concluyó el ex jefe del Estado en su primera declaración, que comenzó con un recuerdo para las víctimas de «aquella noche funesta». El ex presidente socialista responde a las preguntas de las partes.

En la inmensa sala del tribunal de París donde se celebra el macro proceso, hoy bajo medidas de seguridad aún más drásticas de lo habitual, Hollande habla a pocos metros de Salah Abdeslam, único superviviente de los comandos yihadistas que perpetraron una de las mayores acciones terroristas en Occidente.

«François Hollande sabía los riesgos que corría atacando al Estado Islámico en Siria» declaró este francés de 32 años cuando le correspondió la palabra. Añadió que en el hecho de atacar en Francia «a civiles», «no había nada personal».

En septiembre fue aún más explícito: «Cuando François Hollande tomó la decisión de atacar al Estado Islámico sabía muy bien que su decisión comportaba riesgos. Cuando Estados Unidos pidió a Francia que atacara a Irak, Jacques Chirac rechazó apoyarlo. Dijo que provocaría odio contra Francia y ataques sangrientos. Y eso es lo que pasó».

Abdeslam elaboró ante el tribunal lo que los terroristas de Bataclan dijeron mientras descargaban sus armas de fuego sobre los asistentes a la velada. «La culpa es de vuestro presidente. Vosotros nos matáis allí, nosotros os matamos aquí». Dos terroristas del comando, Fouet Mohamed Aggad e Ismael Omar Mostefaï, hicieron sentarse en fila a los rehenes que tenían en el palco para preguntarles a quién habían votado en las presidenciales de 2012.

«TOMARÍA LAS MISMAS DECISIONES»
Hollande ha rechazado la tesis del ojo por ojo: «Tomaría las mismas decisiones». Los investigadores ya la habían desmontado previamente. Los primeros bombardeos franceses en Siria fueron a finales de septiembre de 2015. En eso momento, los kamikazes que atentaron en París estaban reclutados y formándose. Además, Francia había sufrido ya el atentado del Hyper Cacher, que tuvo lugar en enero de 2015. Luego hubo otro contra una iglesia y el asalto frustrado por los pasajeros del terrorista del tren Thalys de Bruselas a París.

Hollande asistía aquella noche del 13 de noviembre de 2015 al partido amistoso de fútbol entre las selecciones de Francia y Alemania. Cuando un kamikaze se hizo estallar en el exterior del Estadio de Francia, el presidente fue evacuado. Antes de que las fuerzas especiales asaltaran la sala Bataclan, Hollande ya se había dirigido a la nación describiendo la situación como «un horror». Durante la noche decretó el estado de urgencia en todo el territorio nacional.

«Asumo enteramente las decisiones que se tomaron aquella noche. Fueron las apropiadas», declaró esta tarde el ex presidente. Hollande admitió que Francia había recibido amenazas pero que sus servicios no disponían de informaciones precisas: «No sabíamos dónde, cuándo y cómo nos iban a atacar», afirmó ante las preguntas del presidente del Tribunal, Jean Louis Périès.

«Sabíamos que había operaciones en preparación» y que, entre el flujo de refugiados que llegaban a Europa desde Siria había terroristas infiltrados, añadió. Hollande admitió que había habido una amenaza específica contra la sala Bataclan, donde fueron masacradas 90 de las 130 víctimas. Pero fue en 2009 y por motivos antisemitas. «Yo mismo di un mitin en la Sala durante una campaña y nadie me dijo nada».

Fuente: El Mundo.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider