Slider
Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider

La misión electoral de la UE constata las trampas del chavismo pese a un árbitro electoral «más equilibrado».

Isabel Santos, jefa de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (UE), no se achantó ante las amenazas de Nicolás Maduro y precisó este martes, una a una, las trampas ejecutadas por el chavismo en sus comicios bajo control. «La campaña electoral estuvo marcada por el uso extendido de recursos del Estado. Y el Consejo Nacional Electoral (CNE) no sancionó las violaciones», ha subrayado la observadora europea, que no obstante ha alabado la ejecutoria del nuevo CNE, compuesto por tres militantes revolucionarios y dos miembros de la oposición, «la administración electoral más equilibrada que ha tenido Venezuela en los últimos 20 años».

Santos ha expuesto el informe preliminar sobre las elecciones regionales y locales basado en el trabajo sobre el terreno de de 136 observadores pertenecientes a 22 estados de la UE, Noruega y Suiza. El plan es entregar en enero el informe final, en el que se incluirán las recomendaciones para siguientes procesos electorales.

La jefa de la delegación europea ha lamentado el «asesinato de un votante que estaba haciendo cola en la puerta de su centro de votación en Zulia, un atentado en el que resultaron heridas otras personas. Actos como este no tienen cabida en un proceso democrático».

Antonio Tovar, de 34 años, resultó alcanzado por las balas disparadas por paramilitares chavistas que hostigaron a votantes para impedir lo que a la postre fue el triunfo opositor holgado del gobernador electo Manuel Rosales y de más de una docena de alcaldías en el Zulia. Pese a que Maduro y los generales encargados del Plan República eludieron este hecho, incluso bendijeron la «paz» en el proceso, ya hay un detenido por los ataques. Se trata de un escolta del alcalde chavista de San Francisco. Ocho personas más (el director de la Alcaldía, otros escoltas del alcalde y policías regionales) se encuentran evadidas. Los famosos colectivos (paramilitares) chavistas están conformados por funcionarios, policías, ex policías y radicales.

«Lo que está en nuestro informe es una real estampa del proceso», apunta Santos, quien ha enumerado la serie de trampas apuntaladas durante 20 años de revolución para convertirlo en el «mejor sistema del mundo», según Maduro: falta de independencia judicial, no adherencia al Estado de Derecho, inhabilitaciones arbitrarias de candidatos por vías administrativas, suspensión de los dirigentes más reconocidos, establecimiento de puntos rojos en los 23 estados y en la capital a pesar de la prohibición implícita del CNE, agresiones a observadores electorales.

Los puntos rojos, colocados en las inmediaciones de los centros electorales, sirven al gobierno para imponer el control político y social a través del carné de la Patria, que cuenta con tecnología china. Así saben quién ha votado y si recibe alguna ayuda del Estado. En más de una ocasión Maduro ha asegurado conocer qué vota cada uno de los electores, una maniobra para imponer el miedo entre las clases populares que reciben la bolsa CLAP (alimentos subvencionados) u otras prestaciones.

No obstante, «las elecciones se han implementado en mejores condiciones en comparación con procesos electorales anteriores», ha destacado la funcionaria europea, quien el sábado pasado escuchó como el «presidente pueblo» amenazaba a su misión con medidas contundentes si se atrevían a contravenir su mandato.

«Se trata de un retorno a la mesa electoral de la mayoría de las fuerzas políticas con mejoras en las condiciones electorales, aunque con persistentes deficiencias estructurales», asegura Santos, quien ha definido los comicios como «una prueba crucial para el regreso de la mayoría de los partidos de la oposición a la competencia electoral en Venezuela».

La abstención, del 58%, marcó unos comicios donde el chavismo ha perdido parte de su poder político y ha recortado aún más los apoyos populares, menos de cuatro millones de votantes de los 20 llamados a elegir. La oposición, golpeada por la división y el hastío de la población, ha llamado a iniciar un nuevo proceso de reunificación.

Fuente: El Mundo.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider