Slider
Publicidad
Slider

Francia considera «inaceptable» la propuesta de Boris Johnson de devolver a los inmigrantes que crucen el Canal de la Mancha.

El presidente Emmanuel Macron considera «inaceptable» la propuesta del «premier» Boris Johnson para devolver a territorio francés a los inmigrantes que cruzan el Canal de la Mancha, tras la tragedia que se cobró 27 víctimas mortales esta semana, la mayoría iraníes e iraquíes kurdos (entre ellos, una mujer embarazada y tres niños).

El Gobierno galo ha reaccionado fulminantemente, hasta el punto de cancelar la invitación a la secretaria de Interior, Priti Patel, a una minicumbre de seguridad e inmigración el domingo, en la que participarán representantes de la Comisión Europea, Francia, Alemania, Países Bajos y Bélgica.

«Esa propuesta es decepcionante y hacerla pública ha empeorado aún más las cosas», aseguró el ministro de Interior francés, Gérald Darmanin. «Por lo tanto, he decido cancelar nuestro encuentro del domingo en Calais».

Emmanuel Macron adviritó por su parte a Johnson que «se tome en serio» la situación en el Canal de la Mancha, en una crítica directa a la carta personal remitida por el «premier» y divulgada al mismo tiempo por las redes sociales. «Hace dos días hablé seriamente con el primer ministro Johnson», dijo Macron en una conferencia de prensa. «Yo continuaré haciéndolo por mi parte, al igual que hago con todos los líderes y todos los países. Pero me sorprende que los métodos que usan no sean serios. No nos comunicamos entre líderes con tweets y con cartas que se hacen públicas. No somos soplones».

En la carta dirigida a Macron, Johnson planteaba cinco acciones en respuesta a la crisis migratoria en el Canal. El «premier» insistía de entrada en la «devolución» de los inmigrantes que lleguen a sus costas, una cuestión que ya ha sido rechazada en varias ocasiones por el Gobierno francés por considerar que sería una violación de las leyes internacionales y de los derechos humanos.

«Esa medida reduciría las travesías e incluso podría llegar a pararlas, pues supondría la ruptura del modelo de negocio de las bandas de tráfico humano», argumentaba Johnson en su carta.

El «premier» proponía también las operaciones con «patrullas conjuntas», algo a lo que también se oponen las autoridades francesas por considerarlo una intromisión en su soberanía. Johnson proponía también la cesión de tecnología y vigilancia aérea, así como la colaboración de los servicios de inteligencia para actuar contra las mafias de «tráfico humano».

El portavoz del Gobierno francés, Gabriel Attal, criticó duramente «el doble lenguaje» de Boris Johnson. «La carta publicada no se corresponde con la conversación mantenida el miércoles con el presidente Macron», declaró Attal. «Claramente, esta no es la manera de resolver el problema», dijo en referencia a la propuesta de mandar a los inmigrantes de vuelta al territorio francés.

El candidato por Los Republicanos a las presidenciales y ex jefe negociador del Brexit Michel Barnier se sumó a la polémica y condenó «la provocación adicional» del «premier». «Boris Johnson está en un estado mental de confontación directa con la UE en todos los asuntos, y esto es absolutamente inadmisible», declaró Barnier.

Las tensiones entre París y Londres han ido a más en las últimas horas por cuenta del conflicto pesquero post-Brexit. Decenas de pescadores franceses, que reclaman más licencias para fondear en los caladeros del Canal de la Mancha, han amenazado con bloquear el viernes el Eurotúnel y el acceso al puerto de Calais.

Fuente: El Mundo.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider