Slider
Publicidad
Slider

Examinan posible caso de variante ómicron en México.

Hasta el momento no se ha confirmado el primer caso positivo de Covid-19 con la variante ómicron, sin embargo el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) tiene la instrucción de analizar aleatoriamente muestras de coronavirus a fin de identificar la nueva variante, indicaron fuentes federales.

Luego de que se difundió en redes sociales que personal del InDRE anunció que ya se estudiaba al primer caso sospechoso con está variante, la cual ha sido catalogada por la Organización Mundial de la Salud de preocupación, fuentes federales señalaron que no se puede confirmar el primer caso positivo, pero enfatizó que el InDRE realiza secuenciaciones para identificar no solo a esta variante, sino a las existentes y lo mismo con cualquier enfermedad.

Cabe recordar que el pasado 26 de noviembre, ante el reciente reconocimiento de ómicron como una variante de preocupación, la Secretaría de Salud informó que actualizó los protocolos de vigilancia genómica para la búsqueda intencionada de dicha variante.

«Así, en caso necesario, las medidas sanitarias que se tomen serán guiadas por la evidencia científica disponible».

A su vez, el martes 30 de noviembre, durante el Pulso de la Salud, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell señaló que la nueva variante llegaría al país, al igual que ocurrió con Delta, enfatizó que no se ha comprobado que sea de mayor transmisibilidad o que provoque enfermedad más grave.

«Podemos prácticamente garantizar que ómicron terminará siendo una de las variables, de las variantes de Covid-19, predominantes en el mundo, desde luego puede incluir a México, démoslo por hecho, igual que llegará a los demás países del orbe. No se ha comprobado que sea más virulenta o provoque enfermedad grave y no escapa la respuesta inmune ni posinfecciosa, ni posvacunas”, aseguró.

López-Gatell desestima cierres de fronteras como medida ante variante ómicron
El subsecretario López-Gatell señaló que hasta el momento no hay evidencia de que ómicron, la nueva variante de Covid-19, sea más virulenta que las previas existentes.

En un mensaje en su cuenta de Twitter el pasado 27 de noviembre, el funcionario de la Salud explicó que si bien algunos datos indican que es más transmisible, no la hay en el sentido de su intensidad.

«Algunos datos sugieren que tiene mayor transmisibilidad que las previas. No se ha demostrado que sea más virulenta», escribió.

Razón por la que desestimó las restricciones de viajes o cierres de fronteras como acciones para evitar la propagación del virus, pese a Estados Unidos, Canadá y gran parte de Europa han cerrado sus fronteras a viajeros de los píses africanos donde se ha detectado casos provocados por la variante ómicron.

«Las restricciones de viajes o cierres de fronteras son medidas poco útiles; afectan la economía y el bienestar de los pueblos».

Y agregó: «La información difundida sobre los riesgos de la nueva variante es desproporcionada respecto a lo que muestra la evidencia científica existente».

Fuente: El Universal.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider