Banner_Son tus derechos-01
Banner_Son tus derechos-01
Publicidad

Los extremos de Xavi: Abde y el recuerdo de Onésimo, la artística rebeldía de Ilias y el fútbol sosegado de Demir.

«Los jóvenes son ahora mismo el pilar del Barça. No hay más que ver cómo entrenan, cómo compiten entre ellos en los entrenamientos y cómo empujan a los que llevan más tiempo en el equipo. Y con Xavi saben que si trabajan tendrán oportunidades. Porque calidad les sobra». En la Ciutat Esportiva Joan Gamper, pese a la prudencia que exige la delicada posición del equipo tanto en la Liga (séptimo, a cuatro puntos del Betis, su rival este sábado) como en la Champions (se juega la clasificación frente al Bayern el próximo martes en un Allianz sin público), no esconden un sereno entusiasmo.

«Hacemos de la necesidad virtud», insistente desde los despachos del Camp Nou. Ya ocurrió con la explosión la temporada pasada del ahora lesionado Pedri, preámbulo de la irrupción esta campaña de otros dos centrocampistas, Gavi y Nico, ambos ya asentados en la titularidad.

Ahora es el turno de los extremos abiertos en banda, posición desde la que Xavi Hernández arma su ideario futbolístico. Y de la que no piensa prescindir por mucho que tenga a Ansu Fati lesionado -su presencia en Múnich está casi descartada-, y que Dembélé se haga el remolón con la renovación.

AFÁN REGATEADOR
Sin ánimo de arriesgar demasiado la frágil musculatura de Dembélé, quienes opositan a seguir teniendo continuidad en el extremo diestro son tres jóvenes que ni siquiera llegan a la veintena: Abdessamad Ezzalzouli, más conocido como Abde (19 años), Demir Yusuf (18) e Ilias Akhomach (17).

Xavi ha ofrecido la titularidad a cada uno de ellos en sus tres primeros partidos como técnico azulgrana. En el estreno frente al Espanyol debutó Ilias en el extremo derecho. En Champions frente al Benfica fue el turno de Demir. Y ya en La Cerámica le tocó a Abde, que es de los tres quien cumple mejor con el estereotipo de extremo. Xavi vive encandilado de su afán regateador, con un porte físico de espalda curvada y cabeza hundida que hace recordar a un viejo especialista como Onésimo.

Por Abde pagó el Barcelona dos millones de euros en las últimas horas del pasado mercado estival. Un fichaje que no hubiera podido realizar el Barça de no haber vendido a Ilaix Moriba al Leipzig. Abde nació en Beni Melal, Marruecos. Llegó a los siete años junto a su familia a Carrús, en Elche, uno de los barrios más pobres de España. Admirador de Neymar y de marcado juego callejero, nunca lo quisieron en las categorías inferiores del Elche. El Hércules no fue a buscarlo hasta los 17 años. Fue Ramon Planes, el ex secretario técnico del Barcelona, quien más insistió en su llegada al Camp Nou en uno de sus últimos servicios.

«TODO PARA TRIUNFAR»
A Abde, como buen novato, ya le tocó cantar la noche del miércoles junto a Ilias en la cena que pagó Pedri a la plantilla . «Ilias puede ser nuestra próxima gran joya. Lo tiene todo para triunfar. Es un artista», mantienen desde La Masia.

ntes, eso sí, Ilias, nacido en Igualada y de origen marroquí, tuvo que ver cómo el Barça le cortaba en la frontera entre el fútbol 7 y el fútbol 11. Jordi Roura lo recuperó del Nàstic Manresa un año después para el Infantil A. Muy apegado a su hermano Anuar, Ilias siempre tuvo un marcaje especial en la residencia del Barça por su carácter rebelde.

Quien lucha por no perder es Demir Yusuf, nacido en Viena y con orígenes en la turca Trebisonda, a orillas del Mar Negro. El club valora sus cualidades. Aunque le pide más riesgo ante un juego muy reposado. A préstamo por el Rapid de Viena hasta el 30 de junio de 2022 y con una opción de compra de diez millones de euros, la llegada de Xavi al banquillo le ha rescatado del olvido al que había caído con Koeman.

Fuente: El Mundo.

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow