Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider

La estrategia de equipo le da la pole a Verstappen.

Max Verstappen se llevó el primer combate del fin de semana decisivo en Yas Marina. Saldrá primero el neerlandés, que capturó la pole gracias a una estrategia de equipo magnífica de Red Bull, que ofreció el rebufo de Checo Pérez para impulsar al líder del Mundial. Se conformó Hamilton con la segunda posición, desde la que tratará de alcanzar el olimpo y convertirse en el piloto con más mundiales de la historia. Norris, tercero, se coló por delante de un Pérez que podría cumplir un papel clave en el desenlace del campeonato, al igual que Sainz, quinto por delante de un decepcionante Bottas.

El sol cae dejando paso a la noche en el circuito de Yas Marina, el último del Mundial, mientras Hamilton y Verstappen se juegan la pole con el título en juego.

Es el de Abu Dabi un gran premio especial, que quiere rivalizar con Mónaco en lujo. Viendo los yates situados a unos metros del asfalto cualquiera diría que ya lo ha conseguido.

Pero todo eso queda al margen de los boxes, donde este fin de semana hay mucho en juego. Un título mundial que viajará a la vitrina de Hamilton para ser el octavo de su cuenta particular o que se convertirá en el primero para Max Verstappen.

Tras haber dominado los libres durante la mañana, llegaba lo importante en la sobremesa de los Emiratos. En la primera tanda de clasificación, aún con luz natural sobre el trazado, es Hamilton el que domina, con los Red Bull agazapados a la espera de que llegue el tramo importante de la sesión. También sin problemas accedieron a la Q2 Alonso y Sainz, quedando fuera de combate los habituales Haas y Williams, además de Raikkonen, que en su despedida del Mundial no pudo brillar y saldrá muy atrás.

Hamilton y Bottas fueron los primeros en salir a la Q2, madrugadores buscando que la luz del atardecer alumbrara sus tiempos. El británico voló en una vuelta calcada por su rival. Combate nulo que se prolongó poco después, con el reloj de la tanda agonizando. Fue ahí cuando Verstappen dio el primer vuelco al fin de semana, eligiendo los neumáticos blandos para su último intento, lo que le obligará a salir con ellos el domingo a la carrera. Estrategia diferente de su rival de Mercedes, que lo hará con medios.

La sesión definitiva, en la que no estuvo Alonso tras una polémica acción con Ricciardo que le dejó en undécima posición, comenzó esta vez con los Red Bull en cabeza. Eligieron salir primeros los pilotos del equipo austriaco, en una labor de equipo que resultaría definitiva. Se impulsó por delante Sergio Perez, ofreciendo su rebufo a Verstappen en la recta de atrás. Ayuda decisiva que le permitió al líder del Mundial meterle más de medio segundo a Hamilton en el primer intento.

Le tocaba reaccionar a Mercedes, pero no pudo hacerlo. La jugada maestra de Red Bull les pilló en fuera de juego y solo pudieron recortar un tanto esa distancia. Segundo puesto para Hamilton y sexto para Bottas. Se coló en medio de la fiesta un Norris magnífico, tercero con el McLaren, que compartirá segunda línea con Pérez.

Sainz, muy sólido en todo el fin de semana, saldrá quinto y podrá ser parte de la guerra entre los dos equipos punteros que aún tienen en juego el liderato del Mundial de constructores.

Fuente: ABC.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider