Slider
Publicidad
Slider

Queta Lavat: de la época del cine de oro a la del TikTok.

“¿Qué te parece mi TikTok?”, pregunta Queta Lavat desde la sala de su departamento al Sur de la Ciudad de México, una habitación que encierra casi 93 años de su vida. Ella es una de las últimas representantes vivas de la época de oro del cine mexicano.

Allí, en ese espacio relativamente pequeño (comparado con las lujosas propiedades de muchos artistas), Queta tiene una colección de tazas y otra de cucharitas de plata de todo el mundo; también conserva en la entrada de su recámara premios y reconocimientos por su trabajo actoral de los que sabe perfectamente fecha y motivo de entrega.

Sin embargo, una de sus mayores emociones actualmente es el mundo del TikTok, donde tiene casi 700 mil seguidores.

“Yo ni sabía qué era eso del TikTok, alguien me invitó y dije, ‘vamos a ver qué pasa’. Gracias a Dios tengo muchísimos seguidores, casi un millón, mis recetas tienen mucho éxito, ahora me tiene el señor Esteban Arce en su noticiero y allí las pasa. En mi página doy consejos, anécdotas de películas, de mi vida. Lo que más éxito ha tenido son los frijoles negros”.

Desde muy pequeña, Queta (Enriqueta Margarita Lavat) comenzó en el mundo del cine gracias a su prima María Elena Marqués, quien la traía de aquí para allá para que pudiera hacer papeles de extra. Así, se abrió camino y hoy suma 160 películas.

“Hice mucho cine, 160 películas. No es que haya sido yo protagonista. No, yo era de papelitos, pero cuentan”.

Nunca, dice, sintió el peso de tener que ser protagonista: “A mí me llevó Dios por un camino que recorrí con mucha felicidad, con gusto y profesionalismo”.

Fui muy consentida de la vida, mi trabajo precioso desde que empecé, mi matrimonio muy duradero, soy la consentida de Dios”: Queta Lavat, Actriz.

Fue gracias al cine que conoció a su esposo, Armando Carrillo, quien era cinematógrafo, asistente de Alex Phillips. En ese tiempo, Queta hacía el rodaje de La perla, en Acapulco. El filme se llevó premios Ariel y en el Festival de Venecia. Y ella se llevó haber encontrado a su compañero de vida y padre de sus cuatro hijos.

Muchos de esos recuerdos descansan en una pared de su casa con fotografías de sus encuentros con estrellas como María Félix. También hay retratos tomados por su esposo, todo resguardado por un Ariel de oro que le dieron a su trayectoria.

-Debut: En 1942 en ¡Así se quiere en Jalisco!, al lado de Jorge Negrete.
-Filmografía: 160, entre las que destacan películas como Dos tipos de cuidado, con Pedro Infante y Negrete, y Al caer la tarde, con Pedro Armendáriz, y Modisto de señoras, con Mauricio Garcés.
-Pionera de la televisión: Realizó telenovelas en vivo. En 1958 actuó en Un paso al abismo y desde ahí suma más de 40.

Mundo tecnológico
Ha sido casi un siglo en el que Queta ha visto cambiar radicalmente el mundo más allá del cine y la televisión.

“Para los que vivimos el siglo pasado y que vivimos en este nuevo es una maravilla todo: el teléfono celular, la licuadora, el horno de microondas; todo lo disfruto y todo lo uso”.

Cada jueves, llega una persona a grabar 10 videos suyos que se van subiendo poco a poco a su cuenta de TikTok. Ella escribe los guiones antes en su libreta.

Queta disfruta de su vida en ese departamento ya sea tejiendo —actividad que practica por herencia de su madre y abuela— o viendo series de televisión.

“Para empezar vi a mi Luis Miguel. ¡Ay, lo amo, lo adoro! No lo conozco pero es como si fuera mi hijo, lo quiero mucho a ese muchacho”, confiesa.

El próximo 23 de febrero Queta cumplirá 93 años, pero ella en realidad se siente —y actúa— como si tuviera la mitad de sus años: va de un lado para otro de su casa, ve sus WhatsApp, sus series, sus comentarios en Tiktok.

684 MIL SEGUIDORES tiene Queta en TikTok, donde comparte además consejos y anécdotas.

Al preguntarle cómo define su vida, ella responde que maravillosa: “Tuve siete hermanos, nada más quedo yo, definitivamente la más sana o con más suerte para vivir fui yo. Fui muy consentida de la vida, mi trabajo precioso desde que empecé, mi matrimonio muy duradero, muy largo, muy bonito, mi familia preciosa, para mí la vida no me ha dado más que maravillas, soy la consentida de Dios”.

Fuente: El Universal.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider