Slider
Publicidad
Slider

De la descomunal actuación de Jokic a las lágrimas en Sacramento: «La mayor decepción en 34 años».

Un imperial Nikola Jokic sella el ajustado triunfo de los Denver Nuggets 100-103 en la cancha de Los Angeles Clippers, mientras Jimmy Butler, tras 20 días de ausencia por lesión, comanda a los Miami Heat a la victoria ante sus vecinos Orlando Magic.

En una gran actuación coral, los Clippers levantaron una desventaja de 17 puntos pero acabaron sucumbiendo en la recta final ante el dominio de Jokic, que terminó con una impresionante cuenta de 26 puntos, 22 rebotes, ocho asistencias, dos robos y tres tapones. Y eso que el duelo arrancó entre bromas. El árbitro no pudo realizar el salto inicial por un ataque de risa ante la postura del jugador balcánico en la batalla por el balón.

Los Clippers dieron la cara en el primer partido sin su estrella, Paul George, quien estará al menos tres semanas fuera de combate por una lesión de codo. La baja de George, máximo anotador del equipo, se une a la de la otra figura, Kawhi Leonard, de quien se desconoce si regresará antes del final de la temporada regular.

Denver disfrutaba de una cómoda ventaja de 74-57 a mediados del tercer cuarto pero los locales aceleraron con un parcial de 22-5 para llegar con opciones al final. Luke Kennard clavó un inverosímil triple desde la esquina para acercar a Clippers a un punto (101-100) a falta de 19 segundos pero Jokic sumó dos puntos desde la línea de tiro libre y el joven Boston Jr. se enredó en la última jugada y acabó fallando un triple a la desesperada.

Fuente: El Mundo.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider