Publicidad
Slider

Contagios de casi un centenar de futbolistas opacan el ‘Boxing Day’.

Londres. El Boxing Day ocupa un lugar importante en la cultura popular británica. Día festivo, parte de las celebraciones navideñas y maratón de futbol, esta fecha se espera con la misma ilusión que los regalos bajo el árbol. Es una oportunidad para que los aficionados acudan en multitud a los estadios de las distintas categorías de este deporte y para que los clubes registren ganancias importantes.

Si el año pasado la pandemia de Covid-19 obligó a prohibir el público en los partidos de futbol y los estadios lucieron desiertos en el Boxing Day de 2020, este invierno la Liga Premier ni por asomo pensó en cancelar de nuevo esta fecha con gran valor deportivo y comercial.

El Boxing Day de 2021, sin embargo, no ha sido tan festivo como se esperaba. Con el incremento alarmante de casos de ómicron, que suman casi un centenar de positivos en los distintos clubes de élite registrados la semana pasada, en Gran Bretaña alcanza una cifra récord de contagios en 24 horas con 122 mil casos.

Sin mínimo de jugadores
Si el año pasado una gran parte de los aficionados ingleses tuvieron que mirar los partidos en casa por las restricciones de estadios a puertas cerradas, esta temporada son los jugadores los que no acuden a la llamada.

Tres partidos programados para el Boxing Day fueron aplazados, entre ellos el duelo del Wolverhampton, donde juega el mexicano Raúl Jiménez, contra el Watford. Además del Liverpool-Leeds y Burnley-Everton.

Los Wolves son un cuadro que ha sido particularmente golpeado por el virus. Ayer fue anunciado que no podrá hacer frente al compromiso que tenía el martes ante Arsenal, pues el conjunto de los Lobos ha sufrido bajas por el Covid, además de lesiones, y por lo tanto no pueden cumplir con el mínimo reglamentario de 13 jugadores más portero. Por esa razón, ayer la Liga Premier dio a conocer que será aplazado el próximo cotejo, así como los de Leeds y Aston Villa.

El Leeds, que en lo deportivo atraviesa su momento más delicado con Marcelo Bielsa, sufre por un brote de coronavirus que le hizo solicitar el aplazamiento del duelo que tenía el martes.

Jornadas desiertas
Ante este panorama, el jueves hubo conversaciones por videoconferencia entre la Liga Premier, entrenadores de los clubes y los jugadores. Pero hay tanto involucrado, en lo deportivo y económico, que concluyeron que era mejor llevar a cabo la celebración del Boxing Day. No más que un regreso a las puertas cerradas o a los aforos limitados como es el caso en Gales o en Escocia, cuyas jornadas navideñas del domingo estuvieron desiertas.

Así, algunos equipos tuvieron que hacer frente a sus duelos de ayer con bajas, incluso en el timón, como sucedió con Crystal Palace y su técnico Patrick Vieira, quien dio positivo y no pudo estar en la derrota de su equipo por 0-3 ante el Tottenham. Tampoco pudo dirigir Steven Gerrard al Aston Villa que cayó 3-1 ante el Chelsea.

En los duelos que sí se realizaron, el Manchester City fue aplastante ante el Leicester City, a quien goleó 6-3 y se afianza como líder de la Premier.

Con este triunfo, el equipo que entrena Pep Guardiola alcanza 47 puntos, seis más que el Liverpool, cuyo partido contra el Leeds se aplazó y Chelsea (tercero por diferencia de goles).

En modo aplanadora, el City ya ganaba su partido por 4-0 en apenas 25 minutos, con goles de Kevin de Bruyne (5), Riyad Mahrez de penal (14), Ilkay Gündogan (21) y Raheem Sterling, igual desde los once metros, (25).

El panorama de bajas del Ar-senal abrió la posibilidad de de-but del mexicano Marcelo Flores, quien entrenó en la semana con el primer equipo en la victoria 5-0 al Norwich; no obstante, la expectativa no se cumplió.

Fuente: La Jornada.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider