Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider

El cierre del periódico ‘Stand News’ asesta otro golpe a la libertad de prensa en Hong Kong.

Después de que más de 200 agentes uniformados y de paisano registrasen la redacción y detuviesen a siete de sus empleados, el medio prodemocracia de Hong Kong ‘Stand News’ ha anunciado este miércoles su cierre, en una muestra más de la asfixia constante a la libertad de prensa en la región. Se trata del segundo periódico hongkonés que cesa su actividad tras una redada policial después del caso ‘Apple Daily’.

A primera hora de la mañana, el medio informaba a través de su cuenta de Facebook que la policía estaba realizando redadas en los domicilios de varios responsables del periódico. Es el caso del editor de ‘Stand News’ y presidente de la Asociación de Periodistas de Hong Kong, Ronson Chan, que aunque no fue arrestado fue interrogado en comisaría y está acusado, junto al resto, de «conspirar» para emitir «publicaciones sediciosas».

«‘Stand News’ siempre ha informado profesionalmente de las noticias, esto está fuera de duda», afirmó Chan a los periodistas. «Los cargos criminales no cambiarán esto», añadió.

La Policía Nacional de Hong Kong ya ha presentado este jueves cargos contra dos hombres relacionados con ‘Stand News’ por conspirar a través de «publicaciones sediciosas» contra dos hombres de 34 y 52 años. «El Departamento de Seguridad Nacional también ha emitido una acusación contra la empresa de medios por cometer el delito mencionado y solicitándoles la designación de representantes para asistir a la mención judicial esta tarde», ha añadido el comunicado de las fuerzas policiales hongkonesas, según informa EFE.

Entre los detenidos se encuentran varios altos cargos, como el redactor jefe del medio, Lam Shiu-tung; que anunció su dimisión minutos después de su arresto, su predecesor, Chung Pui-kuen, que dejó el puesto en noviembre, y su mujer, Chan Pui-man, antigua editora del periódico y la estrella del Pop y activista Denise Ho Wan, antigua miembro de la junta directiva y uno de los rostros más conocidos de la disidencia.

También fueron arrestados Christine Fang, Chow Tat-chi – antiguo director del medio – y la abogada Margaret Ng, a quien el pasado abril se le suspendió la pena de 12 meses de cárcel por participar en las protestas prodemocracia de 2019.

Fue a raíz de estas manifestaciones que Pekín impulsó la vigente ley de seguridad nacional, que ha servido de pretexto para detener y encarcelar a opositores.

El jefe de la Policía Nacional, Steve Li, anunció en una rueda de prensa la congelación de7,8 millones de dólares de activos y arremetió contra el medio, al que acusa de publicar artículos que incitaban al odio contra el gobierno de Hong Kong entre julio de 2020 y noviembre de 2021, como decir que había manifestantes «desaparecidos» o cuyos derechos fueron «violados», recoge Afp. «Estas son acusaciones maliciosas sin base fáctica», añadió Li.

Horas después de informar de los arrestos, el medio publicaba otro comunicado en dicha red social en el que afirmaba que los agentes «confiscaron varios ordenadores y documentos» en la oficina y anunciaba el cierre y despido de sus empleados.

«Debido a la situación actual, ‘Stand News’ dejará de operar de inmediato y dejará de actualizar su web y sus redes sociales, que serán eliminadas en un día. El redactor jefe ha dimitido y todos los empleados han sido despedidos de inmediato», reza el texto.

«ASALTO ABIERTO A LA LIBERTAD DE PRENSA»
La condena internacional no se ha hecho esperar. La oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas se muestra «alarmada» por la «continua represión del espacio cívico» en Hong Kong.

«Hong Kong está obligado por el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos a respetar los derechos a la libertad de información, expresión y asociación», dijo la ONU a Reuters. Paralelamente, Steven Butler, coordinador del programa para Asia del Comité para la Protección de los Periodistas, tildó los arrestos de «asalto abierto a la ya destrozada libertad de prensa de Hong Kong».

Nominado en noviembre de este año al premio de la Libertad de Prensa en la categoría de Independencia de Reporteros sin Fronteras, el periódico nació en 2014 como un medio digital sin ánimo de lucro. «‘Stand News’ era editorialmente independiente y se dedicaba a proteger los valores centrales de Hong Kong como la democracia, los derechos humanos, la libertad y el papel de la ley y la justicia», recuerda el comunicado.

El periódico prodemocrático, tras anunciar a través de su cuenta en Facebook su cierre «inmediato», ha procedido a borrar este jueves sus perfiles en redes sociales.

‘APPLE DAILY’
Este último golpe a la libertad de prensa se produce medio año después de la desaparición del ‘Apple Daily’, la que era la mayor cabecera prodemocracia y crítica con Pekín de la ciudad. El pasado junio anunció su clausura, días después de la redada a la oficina y tras la congelación de bienes y del arresto de su propietario, el magnate Jimmy Lai, junto a otros cuatro directivos, por «confabular con fuerzas extranjeras», un delito tipificado en la ley de seguridad impuesta por China.

El 17 de junio, el propio diario retransmitió en directo a través de Facebook la redada policial. Un centenar de agentes entrando en la redacción, registrando cajoneras y buscando información en los ordenadores de los periodistas mientras los empleados eran llevados hasta el sótano del edificio para que dejaran de grabar.

Lai, en prisión desde el pasado diciembre por «fraude» y «conspiración con potencias extranjeras», compareció el martes ante un tribunal al enfrentarse a cargos adicionales -junto a otros seis ex directivos del clausurado medio- por «conspirar» para «imprimir, publicar, vender y exhibir publicaciones sediciosas», según recoge el periódico ‘Hong Kong Free Press’.

El magnate ha ido sumando condenas a lo largo de este año. Entre ellas, una reciente por participar en 2020 en una vigilia no autorizada por la masacre de Tiananmen, por la que le han caído otros 13 meses de prisión.

Precisamente, la intolerancia de conmemorar la represión letal a las manifestaciones estudiantiles de 1989 ha llegado hasta las universidades -Hong Kong era hasta ahora la única zona de China donde todavía se permitía recordar la masacre-. El jueves, la Universidad de Hong Kong (UHK), la más antigua de la ciudad, retiró de su campus el llamado Pilar de la Vergüenza, una escultura que representa cuerpos lacerados apilados unos sobre otros en homenaje a los manifestantes fallecidos. Un día después, la Universidad China de Hong Kong (CUHK) quitó de su campus una réplica que recordaba a las víctimas y otras dos universidades se unieron a la retirada de memoriales.

En la madrugada del 24 de junio, cientos de personas se echaron a las calles para comprar la última edición del ‘Apple Daily’, una publicación especial tras más de veinte años de existencia. «Me siento como si fuera a asistir a la muerte de un familiar. Estoy muy triste, algo se va para siempre», comentaba entonces un hongkonés que acudió a la sede del diario para mostrar su apoyo. Hoy, los lectores de ‘Stand News’ también están de luto.

Fuente: El Mundo.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider