Slider
Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider

La llegada de inmigrantes a la Península sube un 6% en 2021.

Si en 2020 el mundo se detuvo por la pandemia, 2021 además de ser el año de las vacunas ha devuelto a Europa la presión migratoria anterior a la era del Covid-19. Según la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex), la UE ha registrado cerca de 200.000 llegadas, la cifra más alta desde 2017 y un 57% mayor que en 2020. No obstante, dado que también supera en un 36% lo registrado en 2019, Frontex sostiene que el aumento de llegadas no se debe solo al levantamiento de restricciones por la pandemia.

Al contrario de los flujos de 2020, año de la crisis migratoria de Canarias y del incremento en general de la ruta occidental, en el año que acaba de terminar fue el Mediterráneo Central el que capitalizó el mayor número de llegadas a Europa.

En 2021, la llegada de migrantes a Canarias procedentes de África se mantuvo e incluso descendió en un 2,3% con respecto al año anterior, hasta sumar unas 22.500 llegadas, en su mayoría marroquíes y de países de África del Oeste. En cambio, la ruta del Mediterráneo Occidental hacia la Península Ibérica sí registró un aumento en el número de llegadas de hasta un 6%, con un total de 18.200 inmigrantes, principalmente argelinos y marroquíes.

8.000 llegadas por Bielorrusia
Con un aumento del 83% y una cifra total que llega pasa de las 65.000, la ruta del Mediterráneo Central desde las costas de Libia, Túnez y Turquía fue por tanto la ruta migratoria más utilizada hacia Europa en 2021, y representó un tercio de todos los cruces fronterizos irregulares según Frontex. Al contario que en el caso español, por la vía italiana eran sobre todo tunecinos aunque Frontex da cuenta de la reactivación de llegadas de egipcios, entre otras nacionalidades.

A nivel europeo, los sirios siguen encabezando la lista, por delante de tunecinos, marroquíes, argelinos y afganos, mientras que, por sexos, las mujeres no representan siquiera una de cada diez llegadas.

Otra de las vías que registraron un incremento más acentuado fue la de la de los Balcanes Occidentales, con un aumento del 125% para un total de 60.500 llegadas. En cambio, en la ruta del Mediterráneo oriental, protagonista de la crisis siria de hace un lustro y marcada por el endurecimiento de la política migratoria griega y su enfrentamiento con Turquía, se han registrado más de 20.000, una cifra similar a la de 2020.

Sin embargo, la ruta que ha registrado el mayor aumento porcentual de todas es la vía de Europa del Este con la crisis bielorrusa en el epicentro. De una opción que apenas registró unos pocos cientos de llegadas en los últimos años, en 2021 aumentó hasta un un 1.069% con hasta 8.000 inmigrantes irregulares que atravesaron Bielorrusia para llegar a la UE.

Fuente: ABC.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider