Slider
Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider

Djokovic admite un «error humano» al rellenar el formulario de inmigración para entrar en Australia.

A la espera de conocer la decisión final del ministro de Inmigración australiano sobre si retira definitivamente la visa a Novak Djokovic, y tras las últimas noticias que han salido respecto al error en su formulario de entrada a Melbourne y las sospechas sobre una posible falsificado de su prueba PCR negativa, el protagonista de la historia ha respondido a todo esto en su cuenta de Instagram.

Es la segunda vez que se pronuncia desde que el pasado día 5 de enero fuera detenido por los agentes fronterizos australianos en el aeropuerto de Melbourne y el lunes un juez revocara la decisión de las autoridades de cancelar su visado para poder competir en el Open de Australia. En su publicación en la red social ha dicho que quiere «abordar la continua información errónea sobre mis actividades y asistencia a eventos en diciembre en el período previo a mi resultado positivo en la prueba PCR».

Djokovic llegó a Australia con una exención médica a la vacuna porque había dado positivo en una PCR el 16 de diciembre. El tenista cuenta que ese día se hizo una prueba rápida de antígenos, que arrojó un resultado negativo, después de asistir un par días antes a un partido de baloncesto en Belgrado en el que varias personas dieron positivo. También se hizo una prueba PCR ese mismo día.

PARADA EN MARBELLA
Al día siguiente (17 de diciembre) acudió al evento de tenis donde entregó trofeos a los niños tras hacerse otra prueba rápida de antígenos que también dio negativo. Recibió el resultado de su prueba PCR, que fue positiva, al acabar ese evento. En su publicación en Instagram continúa explicando que tenía al día siguiente (18 de diciembre) un «compromiso de larga data» para una entrevista con L’Équipe en la se sentía «obligado» a asistir y usó una mascarilla todo el tiempo excepto cuando se tomó la foto. Admite que esto fue «un error de juicio».

El diario alemán Der Spiegel publicó ayer que los datos en la URL del resultado de la PCR del 16 de enero en la que Djokovic dice que dio positivo, realizada por el Instituto de Salud Pública de Serbia, que aparecen vinculados al código QR proporcionado a la agencia de inmigración australiana como parte de la solicitud de visa. Esos datos sugieren que tiene fecha de la prueba es del 26 de diciembre. «Con base en estas pruebas, la explicación más plausible es que el resultado positivo de la prueba se agregó a la base de datos oficial de Serbia el 26 de diciembre, y no el 16», concluyen los expertos de una seguridad cibernética al periódico alemán.

El tenista también ha respondido a la investigación en marcha por las autoridades australianas sobre si había mentido en un formulario de entrada a la frontera, marcando la casilla de que no había viajado fuera de Serbia en las dos semanas anteriores a su llegada, cuando estuvo entrenando en Marbella antes de coger el avión a Melbourne.

RETRASO EN LA DECISIÓN
«Mi declaración de viaje fue completada por mi equipo de soporte y mi agente se disculpa sinceramente por el error administrativo al marcar la casilla incorrecta», dice Djokovic, agregando que fue un «error humano y ciertamente no deliberado».

Según han contado los medios australianos y ha confirmado el propio tenista en su carta, el equipo legal del serbio ha proporcionado al gobierno australiano «información adicional sobre este asunto» que trataría de dar argumentos al ministro de Inmigración, Alex Hawke, para dejar al tenista defender el título en el Abierto de Australia.

La oficina del ministro ya ha confirmado que esas extensas adicionales al caso retrasarán aún más la decisión final del ministro, que puede recurrir a la sección 133 de la Ley de Migración que le otorga un poder excepcional para cancelar nuevamente la visa de Djokovic si considera que el serbio «representa un riesgo para la salud, la seguridad o el buen orden de la comunidad australiana».

Fuente: El Mundo.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider