Slider
Publicidad
Slider

Muere de un infarto Alicia Pérez Rivera, precursora de la cultura y medicina tradicional.

 

El pasado 12 de Enero de este año, México perdió un Tesoro Humano, hablamos de Doña Alicia Ana Pérez Rivera quien a sus 85 años, fuera precursora y ferviente protectora de la cultura, tradiciones y medicina ancestral del Estado de Veracruz y México, acaecida por un infarto.
Fue madre y jefa de su familia, quien sacó adelante a sus hijos, Adolfo (+) precursor del INEGI e INE, Socorro, promotora de la enfermería, María Cira, precursora de la radio Náhuatl, Alejandrina, Raymundo y Pompeyo como profesores, siendo este último actual Director General del Instituto Tecnológico Superior de Zongolica.
Fue ella quien rescato el legado ancestral de los Xochitlais en el estado y quien apoyara como partera a cientos de familias de mujeres indígenas de la región con el alumbramiento de miles de pobladores de la región de las altas montañas.
Entre su legado también se cuenta con la distinción por parte del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (Conaculta) como Tesoro Humano. Lo anterior debido a sus aportes en el conocimiento de herbolaria y medicina tradicional Náhuatl, contando con su participación con países como Japón y Alemania, por mencionar algunos.
Sin lugar a dudas nuestra cultura se encuentra de luto al ver partir a uno de los pilares mas emblemáticos de la región Náhuatl de Veracruz y quien fuera originaria de de Coapa Pinopa, en el municipio de Zongolica, donde realizó sus comienzos en la medicina tradicional, creando mezclas herbolarias para tés, ungüentos, jarabes y jabones con la finalidad de curar diversas afecciones, también aporto conocimientos a través de cursos, talleres de medicina tradicional, herbolaria, costura, corte y confección, saberes que compartió en sus recorridos por todo el país.
Fue fundadora de la Organización de Médicos Tradicionales, “Masewalltlamachilistle”, constituida legalmente desde hace 21 años y entre sus últimas participaciones a nivel estatal, envió un mensaje en el 2020 en el marco del día internacional de la mujer indígena, donde menciona que “Existen las enfermedades porque si no, estaríamos en el Paraiso” hoy podemos decir que doña Alicia está en el paraíso, volando alto en su pedacito de cielo, como ella le llamaba a su amada tierra veracruzana.
Su legado quedará en nuestros corazones.
Descanse en paz 1936-2022.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider