Slider
Publicidad
Slider

Carneros apalean 34-11 a Cardenales.

Inglewood. El último boleto de la ronda de comodines de la NFL fue para los Carneros de Los Ángeles que aplastaron por 34-11 a los Cardenales de Arizona, con errores difíciles de creer en un juego tan comprometido de la Conferencia Nacional.

No sólo fueron apabullados en el emparrillado, sino además Arizona sufrió una baja dramática cuando el safety Budda Baker terminó en el suelo lesionado al final del tercer cuarto, tras un tremendo choque contra el corredor de los Rams, Cam Akers. El juego fue detenido algunos minutos mientras los servicios médicos atendían al jugador, quien fue retirado en camilla e inmóvil rumbo a un hospital para determinar su estado de salud.

Además del trabajo ofensivo que le dieron las primeras dos anotaciones al equipo angelino, los de Arizona cometieron errores imperdonables. El mariscal Kyler Murray fue protagonista de la pifia de la noche, cuando en una jugada fue derribado en la zona de anotación y para evitar un safety, se desprendió del balón, pero lo arrojó a tres yardas de distancia, para su mala fortuna fue interceptado por David Long, quien lo llevó hasta las diagonales.

Ahora, contra el campeón
Odell Beckham Jr. y Cooper Kupp capturaron pases de touchdown para los Rams (13-5), campeones de la División Oeste de la Conferencia Nacional, que ahora visitarán el domingo al campeón defensor del Super Tazón Bucaneros de Tampa Bay para obtener un boleto al partido por el campeonato de la conferencia. Los Ángeles avanzaron a la postemporada por tercera ocasión en los últimos cuatro años con el entrenador Sean McVay al timón.

La defensa de Carneros no tuvo compasión y acosó a Kyler Murray toda la noche, quien vivió un desastroso debut en postemporada.

Fuente: ABC.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider