Slider
Publicidad
Slider

Rusia prepara una ley para reconocer la independencia del Donbass ucraniano.

Como hiciera Rusia en agosto de 2008, cuando reconoció la independencia de los territorios rebeldes georgianos de Abjasia y Osetia del Sur, la Duma (Cámara Baja del Parlamento ruso) se plantea hacer lo mismo con las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk en la región del Donbass, en Ucrania. Ambos enclaves separatistas son la causa de la actual tensión entre Moscú y Occidente.

El presidente de la Duma, Viacheslav Volodin, dijo este viernes: «Vemos al presidente –de Ucrania– Volodímir Zelenski ignorando los acuerdos de Minsk. La OTAN quiere ocupar Ucrania y tanto lo uno como lo otro puede llevar a una tragedia. No debemos permitirlo». En su opinión, «hay que buscar soluciones para garantizar la seguridad de nuestros ciudadanos y compatriotas» en Donetsk y Lugansk.

Rusia ha entregado ya casi 100.000 pasaportes a ciudadanos del este de Ucrania.

Así que Volodin explicó que se trata de una iniciativa de los diputados del Partido Comunista de la Federación Rusa, encabezados por Gennadi Ziugánov, consistente en aprobar la petición de que el presidente Vladimir Putin reconozca a Donetsk y Lugansk como estados independientes. El jefe del Legislativo ruso aseguró que «Serguéi Mirónov ya ha declarado que su grupo parlamentario, Rusia Justa, está dispuesto a apoyar el proyecto de ley y también, de forma más amplia, el Partido Liberal Democrático» (LDPR) del ultranacionalista Vladímir Zhirinovski.

El partido del Kremlin, Rusia Unida, al que pertenece Volodin, no se ha pronunciado aún, pero hará lo que diga Putin, del que depende en última instancia que progrese o no la propuesta. En cualquier caso, el hecho de que se plantee la cuestión el día en que los ministros de Exteriores de Rusia y EE.UU. se reúnen en Ginebra para intentar desescalar la tensión por Ucrania, indica que se trata de un instrumento de presión más de Moscú, como el anuncio de maniobras navales en medio mundo.

Mayoría garantizada
Rusia Unida detenta la mayoría absoluta en la Duma y con el apoyo de los otros grupos del hemiciclo se lograría un apoyo aplastante a la moción. El presidente de la Cámara afirmó que «los diputados de Rusia Unida, que se han pronunciado repetidamente sobre este tema, también están preocupados por la vida de los ciudadanos y compatriotas rusos que viven en el territorio de Donetsk y Lugansk. Estamos ante un asunto muy serio y responsable».

A este respecto, señaló que «se celebrarán consultas con los portavoces de las distintas facciones parlamentarias la semana que viene para discutir la iniciativa y luego, sobre la base de los resultados que se obtengan, se llevará al Consejo de la Duma Estatal».

Después de que Georgia intentará recuperar por la fuerza Osetia del Sur, en agosto de 2008, Moscú envió tropas a la zona, venció a las fuerzas georgianas y reconoció la independencia de ese enclave y también de Abjasia. A continuación, ya como estados independientes, concluyó con ellos sendos acuerdos de «cooperación militar», lo que permitió el despliegue del Ejército ruso en sus respectivos territorios. De facto, Osetia del Sur y Abjasia son actualmente protectorados rusos, en donde Georgia no tiene nada que hacer. Exactamente lo mismo podría suceder con Donetsk y Lugansk, si no se alcanza un acuerdo entre Rusia, Ucrania y Occidente o si la OTAN no lo impide, algo que se adivina muy poco probable.

Fuente: ABC.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider