Slider
Publicidad
Slider

Macron apura la vía diplomática y llamara este viernes a Putin.

A primeras horas de la noche del miércoles, el Elíseo hizo público un comunicado oficial anunciando un eventual proceso de desescalada basada en los Acuerdos de Minsk del 5 de septiembre de 2014, negociado por representantes de Rusia, Ucrania y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), de la que forman parte 57 estados, no solo europeos y otros 11 «asociados».

En su día, los Acuerdos de Minsk prometían la paz y la seguridad, nunca conseguida, en las fronteras del Este de Europa y de Ucrania a través de doce medidas nunca cumplidas plenamente: «Asegurar la vigilancia y verificación de los acuerdos de cese el fugo». «Acordar la autonomía local a varias regiones ucranianas». «Vigilancia permanente de la frontera ruso ucraniana, a cargo de la OSCE».

«Liberación inmediata los los rehenes y prisioneros detenidos ilegalmente». «Adoptar una ley ucraniana para no perseguir a los rebeldes de Donbass». «Asegurar la protección personal de los participantes en las consultas bilaterales».

Esos acuerdos de hace siete años nunca se cumplieron completamente. Y fueron reforzados por un nuevo cese el fuego el mes de julio de 2020.

Aceptando un eventual proceso de desescalada, basado en esos principios, la Rusia de Putin puede intentar dividir y fragmentar el frente occidental, ya que los Estados Unidos y la Unión Europea y los cuatro miembros del «formato de Normandía» (Rusia, Ucrania, Alemania y Francia) quedan ligeramente eclipsados, en beneficio de la nebulosa OSCE, la gran organización multilateral, continental, con el que se puso fin a la Guerra Fría» al inicio del proceso de desintegración de la antigua Unión Soviética.

Mantener el alto el fuego
Según el comunicado oficial del Elíseo, los altos consejeros diplomáticos, rusos, ucranianos, alemanes y franceses, que han negociado esa eventual alternativa, volverán a reunirse en Berlín dentro de dos semanas. El enviado especial del Kremlin, Dimitri Kozak, indicó que el principal resultado de la reunión, en la que participaron también Alemania y Francia, fue haber concordado en que, «pese a todas las diferencias de interpretación», «todas las partes deben mantener el alto el fuego» en el este de Ucrania «en virtud de los acuerdos».

Emmanuel Macron discutirá personalmente con Putin ese proceso de eventual «desescalada» el viernes, a través de una conferencia telefónica.

Fuente: ABC.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider