Slider
Publicidad
Slider

Nicolas Cage tiene un cuervo como mascota que lo insulta a diario.

Cuando se anunció que Nicolas Cage interpretará a Drácula en su próximo proyecto cinematográfico, a nadie le sorprendió demasiado que hubiera aceptado un papel que podría estar hecho a su medida debido a su obsesión con todo lo paranormal.

Precisamente su fascinación en torno a los fenómenos paranormales, lo llevaron a comprar hace tiempo una mansión en Nueva Orleans que perteneció a Delphine LaLaurie, socialité estadounidense y asesina en serie que se volvió famosa por haber torturado y asesinado a un gran número de esclavos afroamericanos.

Su compañero de reparto Idris Elba, de Nicolas Cage, también reveló hace años que, mientras rodaban la película Ghost Rider: Espíritu de Venganza en Rumanía (2010), el actor se escapó una noche para dormir solo en las ruinas del castillo donde vivió Vlad Tepes, el personaje histórico en el que se inspiró Bram Stoker para crear al famoso vampiro de su novela.

Sus mascotas también reflejan ese carácter excéntrico del que se siente muy orgulloso. El intérprete tiene dos gatos, Teegra y Merlin, éste último es su mejor amigo, según reconoce él mismo, y un cuervo llamado Hoogan que vive en su casa de Las Vegas y que ha aprendido a insultar a su famoso dueño.

«Es muy divertido, o al menos a mí me lo parece. Cada vez que salgo de la habitación me dice adiós, y después añade: ‘Cabr**’. Los cuervos son muy inteligentes, y me encanta el aspecto que tienen y esa cualidad relacionada con Edgar Allan Poe. Me gusta el elemento gótico que representan. Yo mismo soy muy gótico», explicó Nicolas Cage en entrevista con Los Angeles Time.

Nicolas Cagees uno de los actores más versátiles de Hollywood, lo mismo hace papeles en cine comercial de acción, como en el independiente o en su faceta dentro del doblaje. De ahí que recién se atrevió a trabajar con uno de los directores más prolíficos de Japón, Sion Sono, en Prisioneros de Ghostland.

Sono, responsable de películas como Love Exposure y Tag eligió a Cage para protagonizar su primera película cuyos protagonistas son esencialmente occidentales: Sofia Boutella, Ed Akrein, Nick Cassavetes y Bill Moseley, entre otros.

Cuando le preguntaron a Cage por su participación en la producción, este no dudó en calificarla como «la película más salvaje que jamás he hecho».

Fuente: Quién.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider