Slider
Publicidad
Slider

Putin se niega a retirar las tropas de la frontera con Ucrania.

No habrá «desescalada» por el momento en el este de Ucrania. Rusia seguirá sin retirar sus tropas desplegadas junto a la frontera. Así se lo ha hecho saber a su homólogo francés, Emmanuel Macron, el presidente ruso, Vladímir Putin, durante una maratoniana reunión de casi seis horas en el Kremlin, sentados a una mesa de más de cinco metros para evitar contagios.

Putin llamó la atención a su interlocutor francés sobre el hecho de que Kiev «dos veces intentó tomar por la fuerza Donbass» y «no quiere cumplir con los acuerdos de Minsk (…) ignora las opciones para un arreglo pacífico de la situación en Donbass». En relación con el despliegue de tropas rusas junto a la frontera con Ucrania, el presidente ruso denunció que los países miembros de la OTAN «utilizan el movimiento de tropas rusas dentro de su propio territorio como un argumento carente de escrúpulos para el suministro de armas a Ucrania».

Según Putin, durante la visita de hoy a Ucrania de Macron «ha prometido discutir con Kiev» todo lo relativo a la crisis y la importancia de los acuerdos de Minsk. Después, tras el paso del presidente francés por la capital ucraniana, los presidentes de Rusia y Francia se volverán a telefonear «para discutir sobre cómo resolver la situación en Ucrania».

En este sentido, Putin llamó a los dirigentes ucranianos a «reunir coraje y comenzar a implementar los puntos especificados de los acuerdos de Minsk». Explicando la razón por la que Ucrania en ningún caso debe entrar a formar parte de la OTAN, el jefe del Kremlin dijo que, si así fuera y tratase de recuperar Crimea, «la Alianza se vería automáticamente arrastrada a una guerra. El potencial militar de la OTAN y de la Federación Rusa es incomparable, pero Rusia es una potencia nuclear, si estallara una contienda, no habría ganadores».

Putin aseguró que su país «está dispuesto a hacer todo lo posible para encontrar compromisos con la UE en temas de seguridad». Pero subrayó también que su país «no avanza hacia la OTAN, sino al contrario, es la Alianza la que se está acercando a nuestras fronteras».

El máximo dirigente ruso le comunicó a su invitado francés que Moscú «trabaja ya en la respuesta a Estados Unidos y la OTAN a las propuestas sobre las garantías de seguridad», reiterando una vez más que las principales preocupaciones de Rusia al respecto «fueron ignoradas». Admitió que «hay puntos en las propuestas de Washington que se pueden discutir, pero son secundarios».

Macron, por su parte, manifestó que «los próximos días serán decisivos en la cuestión de la desescalada de Ucrania». A su juicio, «Europa tiene la oportunidad de resolver todos los problemas de manera pacífica (…) se necesitan nuevos mecanismos para garantizar la estabilidad en Europa, pero no mediante la revisión de los acuerdos existentes. Las nuevas soluciones de seguridad en Europa serían innovadoras».

Fuente: ABC.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider