Slider
Publicidad
Slider

Cressida Dick, la policía que cercó a Johnson, obligada a renunciar a su cargo como jefa de Scotland Yard.

Fue en febrero del 2017 cuando el alcalde de Londres, Sadiq Khan, anunció el nombramiento de Cressida Dick como la primera comisaria jefa de Scotland Yard, un momento que él mismo calificó como «histórico». Cinco años después, es el mismo alcalde quien la ha quitado del cargo, al obligarla a renunciar. Fue la propia Dick quien señaló que no le quedó «otra opción» después de que el alcalde le dejara claro que no confiaba «en su liderazgo», un anuncio que hizo «con gran tristeza».

«Estoy increíblemente orgullosa de mi equipo y de todo lo que han logrado», declaró en un comunicado. Khan, por su parte, hizo también una declaración pública por escrito en la que aseguró que está claro que «la única forma de comenzar el cambio requerido es tener un nuevo liderazgo» en la fuerza policial.

Khan ya había llamado la atención de Dick la semana pasada después de que el organismo de control de la policíadesvelara la existencia de mensajes enviados por oficiales con contenido machista, sexista, racista y homofóbo, y, según dijo, no quedó «satisfecho» con la posición de la comisaria al respecto.

Solo horas antes, Dick había asegurado que no tenía «absolutamente ninguna intención» de retirarse, y defendió que ha estado dirigiendo «muy bien» a la policía metropolitana, e insistió en que en estos años al mando ha conseguido «transformar» a un cuerpo policial que, no obstante, se ha visto afectado por una serie de escándalos. Quizá el más importante para ella fue la muerte a tiros en el 2005 de Jean Charles de Menezes, un electricista que fue confundido con un terrorista islámico durante una cacería policial.

«Pienso en eso con bastante frecuencia. Deseo, deseo, deseo… que no hubiera sucedido, por supuesto, pero me ha convertido en una mejor líder, una mejor oficial de policía y me ha hecho más resistente», dijo tras los hechos, de cuya responsabilidad fue exonerada. «Ahora tenemos» una policía «más profesional, más justa, más transparente, más responsable y más cercana a las comunidades, y más eficaz, por ejemplo, en la reducción de los delitos violentos, que se han reducido año tras año en casi todas las categorías», defendió.

De 60 años y nacida en Oxford, Dick es la primera mujer en ocupar este cargo, fue nombrada ‘Dama’ por la Reina Isabel II, y es la primera persona abiertamente homosexual que ejerció como la oficial de policía de mayor rango en el Reino Unido.

Fuente: ABC.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider