Slider
Publicidad
Slider

Rusia realizará mañana ejercicios de tiro con misiles nucleares bajo la supervisión de Putin.

Mientras la tensión bélica no remite y de nuevo las fuerzas ucranianas y los separatistas de Donbass se cruzan acusaciones de violación del alto el fuego, el Ministerio de Defensa ruso acaba de informar que mañana sábado tendrán lugar ejercicios de tiro de misiles nucleares en distintos entornos, polígonos de pruebas e incluso en el mar. Estas nuevas maniobras estarán supervisadas directamente por el presidente Vladímir Putin e involucrarán, según la dirección castrense, a la Región Militar Sur y a navíos de guerra de las flotas del mar Negro y del mar del Norte.

Las pruebas prevén el lanzamiento de misiles balísticos y de crucero capaces de portar carga nuclear. La nota de Defensa indica que «el 19 de febrero, bajo la dirección del comandante supremo de las Fuerzas Armadas rusas Vladimir Putin, se organizará un ejercicio planificado de las fuerzas de disuasión nuclear estratégicas».

Rusia lleva meses organizando maniobras militares, tanto en tierra como en el mar. Muchas de ellas son conjuntas con países como China, Irán o Bielorrusia, en donde, desde el pasado día 10 y hasta el domingo, se desarrollan ejercicios a gran escala con empleo de fuerzas terrestres, divisiones blindadas y todo tipo de aviones y helicópteros.

Las tropas que todavía tiene desplegadas junto a la frontera con Ucrania y que, según informaciones del Ministerio de Defensa, empezaron a ser retiradas el pasado martes, también forman parte de un gran dispositivo de maniobras, de acuerdo con las declaraciones del Kremlin y del Ministerio de Exteriores ruso.

Hoy se informa del regreso a sus acuartelamientos de más unidades procedentes de Crimea. «Otro tren militar con personal y material perteneciente a unidades de tanques del Ejército de la región militar oeste regresó a sus bases permanentes» en la región de Nizhni Nóvgorod, señala el comunicado del Ministerio de Defensa subrayando que estos destacamentos estarán ahora lejos de la frontera con Ucrania.

Este aparente repliegue se produce mientras se agrava la situación en la «línea de contacto» que separa a las tropas ucranianas de las fuerzas rebeldes de Donbass de acuerdo con lo establecido en los acuerdos de Minsk de 2015. Kiev ha denunciado 20 violaciones de la tregua mientras que las autoridades de los dos enclaves prorrusos hablan de 27. El jueves resultó alcanzada por disparos de artillería una guardería infantil en la localidad de Stanitsa Luganska, en la parte de Lugansk bajo control ucraniano, aunque sin causar víctimas. Sin embargo, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) sostiene que el jueves se violó el alto el fuego 189 veces en Donetsk y 402 en Lugansk.

Fuente: ABC.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider