Slider
Publicidad
Slider

‘Euphoria’ nos deja boquiabiertos en la recta final de la segunda temporada.

El final de la segunda temporada de Euphoria tiene un doble reto. Estar a la altura de las expectativas de los fans, que han vuelto tendencia internacional la trama protagonizada por Zendaya, y superar la marca que dejó el penúltimo episodio.

Sam Levison, escritor y director de la serie, hizo que en el capítulo The theater & it’s double luciera toda la producción, pero en especial el “elenco secundario”, el diseño de producción y la edición.

Maude Apatow, quien da vida a Lexi, se desdobla literalmente al hacer que su personaje se mueva entre la obra de teatro que presenta frente a sus compañeros de escuela y las vivencias que la inspiraron a realizar el montaje.

Algunos de los hechos más comprometedores de las vidas de Rue (Zendaya), Cassie (Sydney Sweeney), Maddy (Alexa Demie), Kat (Barbie Ferreira) y Nate (Jacob Elordi) quedan al descubierto frente a ellos mismos, en una serie de escenas que rompen no sólo la cuarta pared del foro donde se lleva a cabo la obra, sino la trama de cada personaje.

El actor Austin Abrams se luce como nadie en el séptimo episodio de Euphoria, pues en su papel de Ethan se convierte en Suze (Alanna Ubach) madre de Cassey y Lexi y en Nate Jacobs, y realiza una coreografía cargada de homoerotismo que ocasiona una ovación entre el público.

Mientras se lleva a cabo la obra de Lexi, vemos cómo se desarrolla la relación entre ésta y Fezco (Angus Cloud), a quien la chica le reservó la mejor butaca de la función. Sin embargo, la llegada de Fezco queda en suspenso, ya que en su casa se desenvuelve una situación que nos hace temer por la vida del personaje y su permanencia en la serie.

Otro punto sorprendente del episodio es que Rue, protagonista y narradora de la trama, permanece en su butaca, como una espectadora más del espectáculo montado por su ex mejor amiga Lexi.

El personaje de Zendaya se ve representado en la puesta en escena y busca las reacciones que la obra provoca en Jules (Hunter Schafer) y, separada del resto del grupo, comparte con el televidente una complicidad escena tras escena.

Y es que además de desnudar recuerdos que Rue comparte con Lexi, también es testigo de situaciones que dejan a sus compañeros sorprendidos y avergonzados.
El actor Austin Abrams se luce como nadie en el séptimo episodio de Euphoria, pues en su papel de Ethan se convierte en Suze (Alanna Ubach) madre de Cassey y Lexi y en Nate Jacobs, y realiza una coreografía cargada de homoerotismo que ocasiona una ovación entre el público.

Mientras se lleva a cabo la obra de Lexi, vemos cómo se desarrolla la relación entre ésta y Fezco (Angus Cloud), a quien la chica le reservó la mejor butaca de la función. Sin embargo, la llegada de Fezco queda en suspenso, ya que en su casa se desenvuelve una situación que nos hace temer por la vida del personaje y su permanencia en la serie.

Otro punto sorprendente del episodio es que Rue, protagonista y narradora de la trama, permanece en su butaca, como una espectadora más del espectáculo montado por su ex mejor amiga Lexi.

El personaje de Zendaya se ve representado en la puesta en escena y busca las reacciones que la obra provoca en Jules (Hunter Schafer) y, separada del resto del grupo, comparte con el televidente una complicidad escena tras escena.

Y es que además de desnudar recuerdos que Rue comparte con Lexi, también es testigo de situaciones que dejan a sus compañeros sorprendidos y avergonzados.

¿Fezco llegará a la función o será detenido por los acontecimientos que ocurren en su casa? ¿Cómo reaccionará el resto de los personajes al ser expuestos a detalle por la obra de Lexi? ¿Sobrevivirá la relación entre Nate y Maddy? ¿Se cobrará Nate el ridículo que le hizo pasar el texto en voz de Ethan?

La respuesta a éstas y otras preguntas que siguen en el aire tendrán que resolverse durante el final de la segunda temporada de Euphoria, que se transmitirá la noche del domingo 27 de febrero por HBO Max.

Fuente: Quién.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider