Slider
Publicidad
Slider

Zverev libra primera ronda e impone singular marca histórica de la ATP.

El alemán Alexander Zverev, número dos del tenis mundial y campeón defensor del Abierto Mexicano, derrotó al estadunidense Jenson Brooksby, en duelo de primera ronda del torneo de Acapulco que terminó a las 4:55 de la madrugada del martes y se convirtió en el partido que más tarde ha finalizado en la historia de la gira de la Asociación de Tenistas Profesionales.

“Ahora mismo estoy feliz por haber ganado”, dijo Zverev, segundo preclasificado del certamen y tercero en el ranking. “No sé cómo se siente Jenson. Tiene que ser complicado, pero me alegra ser parte de algo histórico. Ha sido una batalla increíble”.

El récord anterior fue en el Abierto de Australia de 2008, cuando Lleyton Hewitt derrotó a Marcos Baghdatis en un choque que terminó a las 4:34 de la madrugada, para ese entonces con aproximadamente la mitad del público que había llenado las gradas en el Arena GNP, la nueva sede del torneo mexicano, con capacidad para 10 mil 400 personas.

En la insólita jornada inaugural, de lunes a martes, también se rompió tres veces el récord de duración de partidos en la historia del Abierto Mexicano, instaurado en 1993, al final con el encuentro en el que Zverev derrotó 3-6, 7-6 (10) y 6-2 a Brooksby, en tres horas con 22 minutos.

“Jenson da muy pocas oportunidades y reduce mucho la cancha, no fue muy divertido jugar contra él, próximamente va estar en el top-10”, vaticinó Zverev.

Los dos récords previos del partido de mayor duración fueron establecidos unas horas antes en la nueva sede del torneo del puerto, donde el estadunidense Stefan Kozlov venció al búlgaro Grigor Dimitrov, 7-6 (8), 5-7 y 6-3 en 3:21 horas, y antes el también estadunidense John Isner había superado al español Fernando Verdasco por 7-5, 6-7 (4) y 7-6 (3), en 3:13 horas.

La jornada de tenis empieza a las 6 de la tarde debido al sofocante calor del día en Acapulco.

“Creo que ha sido un partido fantástico, ojalá pueda haber muchos más para mí esta semana”, señaló Zverev, ganador de la final de Acapulco en 2021 ante el griego Stefanos Tsitsipas, y campeón olímpico en Tokio.

“Es el ATP 500 más fuerte que hay, tenemos cuatro top-5. Va a ser muy difícil y de muy alto nivel y por eso creo que varios vienen para ver en qué nivel están, desde el inicio no es fácil. Estoy feliz de estar aquí, es uno de mis torneos favoritos del año, es un gran escenario”, manifestó Zverev, quien en la siguiente ronda se las verá contra su compatriota Peter Gojowczyk.

El estadunidense Kozlov, 130 en el ranking, sacó cita para enfrentar al ganador del juego entre el español Rafael Nadal y el estadunidense Denis Kudla.

Kozlov sufrió calambres en su pierna derecha al final del segundo set, pero continuó jugando y Dimitrov no logró aprovechar eso.

“Es asombrosa esta cancha y también el estadio. Pude haber ganado en dos sets, pero el clima y la humedad complicaron el partido”, comentó Isner, semifinalista en Acapulco en 2019 y 2020, y que esta vez se medirá en segunda ronda con el vencedor del duelo entre el británico Cameron Norrie y el alemán Daniel Altmaier.

Es la primera vez que el Abierto Mexicano, en su edición 29, cuenta con cinco jugadores clasificados dentro de los primeros 10 del mundo y cuatro de los top-5, encabezados por el ruso Daniil Medvedev, este segundo del orbe y que puede destronar a Novack Djokovic como líder del escalafón mundial si gana el sábado en Acapulco, o si incluso pierde antes y se producen combinaciones de resultados respecto al serbio, que juega esta semana en Dubai.

A Medvedev y Zverev, dos y tres en la clasificación de la ATP, les siguen en la lista de inscritos top-10 de Acapulco, los número cuatro, cinco y seis del mundo, respectivamente, Tsitsipas, Nadal y el italiano Matteo Berrettini, quien sin embargo se retiró del torneo por una lesión abdominal cuando perdía 4-6 y 5-1 ante el estadunidense Tommy Paul.

El Abierto Mexicano es un torneo categoría ATP 500 desde 2009, y sólo Dubái en 2012 y Pekín en 2013, habían contado con cuatro de los cinco mejores tenistas del mundo.

El torneo reparte una bolsa de 1.2 millones de dólares.

Fuente: La Jornada.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider