Banner_Son tus derechos-01
Publicidad

Biden ya tiene a su elegida para el Supremo: Ketanji Brown Jackson.

Solo dos cosas eran ciertas cuando a finales del mes pasado se supo que Stephen Breyer, uno de los tres jueces progresistas del Tribunal Supremo de EE.UU., se jubilaba: le sustituiría una mujer y sería negra. Fue una promesa de campaña de Joe Biden -criticada por sectores republicanos por establecer una discriminación de género y racial para acceder al alto tribunal- que ahora ha cumplido.

El presidente de EE.UU. ha elegido a Ketanji Brown Jackson, magistrada del decisivo tribunal de apelación federal del circuito del Distrito de Columbia (D.C., el que acoge la capital del país Washington).

Jackson, de 51 años, era una de las tres mujeres negras que Biden ha entrevistado para el cargo en las últimas semanas (las otras dos eran las juezas J.

Michelle Childs y Leondra Kruger).

La nominada tiene el currículum habitual para este tipo de cargos: educada en Harvard, asistente de tres jueces federales (entre ellos, el propio Breyer), paso por bufetes de prestigio, ocho años como jueza federal en D.C., y, desde el año pasado, con experiencia en el mencionado de apelaciones, el escalón inferior al Supremo.

Su rasgo distintivo es que tiene amplia experiencia como criminalista, tanto en firmas privadas como abogada de oficio federal, en los que representó desde a indigentes a detenidos en Guantánamo. Es la primera elegida para el Supremo con este tipo de experiencia. El anterior fue Thurgood Marshall, que se convirtió en 1967 en el primer juez del Supremo.

Ahora, tras 233 años de historia y tras la elección de 115 jueces, Jackson será la primera mujer negra en integrarlo. Y la tercera persona negra, tras Marshall y Clarence Thomas, bastión conservador del tribunal y que sigue en el cargo.

Para conseguirlo, Jackson tendrá que pasar un complicado proceso de confirmación en el Senado, donde los demócratas tienen una mayoría por la mínima (hay empate a 50 senadores entre republicanos y demócratas y solo la presidenta de la cámara, la vicepresidenta Kamala Harris, lo rompe).

Una de las razones por las que la ha elegido Biden es porque Jackson ya tuvo cierto apoyo republicano hace menos de un año cuando fue confirmada para el tribunal de apelaciones. Entonces, tres senadores republicanos votaron a favor. Con un clima político muy polarizado en EE.UU., ahora no será tan sencillo.

Fuente: ABC.

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow