Slider
Publicidad
Slider

Putin respalda la idea de que mercenarios participen en la ofensiva militar de Rusia contra Ucrania.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha expresado este viernes su respaldo a la idea de que «voluntarios» participen en la invasión de Ucrania, tras lo que el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, ha dicho que 16.000 «voluntarios» de países de Oriente Próximo han mostrado su disposición a sumarse a la ofensiva militar rusa.

«Si hay gente que quiere, de forma voluntaria y especialmente no a cambio de dinero, venir y ayudar a las personas que viven en el Donbass, hay que encontrarse con ellos a medio camino y ayudarles a llegar a la zona de guerra», ha sostenido Putin durante una reunión del Consejo de Seguridad ruso, informa Ep.

Así, ha argumentado que los países occidentales «no han ocultado»

el envío de «mercenarios» a Ucrania para apoyar a las Fuerzas Armadas ucranianas. «Los patrocinadores occidentales de Ucrania y el régimen de Ucrania no lo ocultan. Lo hacen abiertamente, ignorando todas las normas del Derecho Internacional», ha denunciado.

Shoigu ha detallado durante el encuentro que el Ministerio de Defensa «ha recibido un enorme número de solicitudes de varios tipos de voluntarios de distintos países que querrían ir a las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk para participar en lo que consideran que es un movimiento de liberación».

«El mayor número es de países de Oriente Próximo, con más de 16.000 solicitudes», ha señalado, antes de agregar que «muchos» de ellos han participado en la lucha contra el Estado Islámico, según ha recogido la agencia rusa de noticias Interfax. Durante los últimos días han surgido informaciones sobre un posible traslado de milicianos desde Siria para colaborar en el esfuerzo bélico en Ucrania.

De esta forma, Shoigu ha hecho hincapié en que las autoridades rusas «consideran adecuado responder positivamente a estas peticiones, especialmente porque no lo hacen por dinero, sino por un verdadero deseo de ayudar a esta gente», desvinculando de esta forma a estos «voluntarios» de posibles mercenarios.

Rusia está acusada desde hace años de recurrir a paramilitares privados, como los de la nebulosa del grupo Wagner, y de desplegarlos en territorios de conflicto como Siria, República Centroafricana o Malí. También ha sido acusada de haber formado, de esta manera, la rebelión separatista armada prorrusa del Donbás ucraniano en 2014.

Suministro de armas al Donbass
Putin también ha aceptado la petición de Shoigu de suministrar a las fuerzas separatistas del Donbass el armamento confiscado a Ucrania, «especialmente el que sea de fabricación occidental», informa Afp.

Estas armas serían trasladadas a Donetsk y Lugansk. «Por supuesto, apoyo la posibilidad de transferirlas a unidades militares de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk», ha reseñado, informa Ep.

«Por favor, hágalo», ha pedido a Shoigu, quien ha especificado que entre estas armas, derivadas de «entregas absolutamente descontroladas» por parte de países occidentales, incluyen carros de combate, vehículos blindados, armas ligeras, artillería y sistemas de misiles ‘Javelin’ y ‘Stinger’, tal y como ha informado la agencia rusa de noticias TASS.

En otro orden de cosas, el presidente ruso ha ordenado a Shoigu que prepare un informe para el fortalecimiento de la frontera occidental del país ante el aumento de tropas de la OTAN en la zona. Shoigu ha incidido en que el plan que se está preparando incluye « los nuevos y complejos movimientos de unidades militares para proteger la frontera occidentales».

Putin ha hecho hincapié en la necesidad de «fortalecer la frontera occidental» ante «las acciones de los países de la OTAN en esta dirección y como respuesta a lo que han estado haciendo». «Esto requiere una consideración separada. Le pido que prepare un informe separado y, según los resultados de su discusión, adoptaré las decisiones apropiadas en el futuro próximo», ha zanjado Putin.

Por último, Shoigu ha incidido en que «cada día llegan nuevas unidades militares» por parte de la OTAN a zonas cercanas a la frontera con Rusia, si bien ha argumentado que «esto pasa a pesar de que no están siendo amenazados por absolutamente nadie». «Quieren saturar al máximo nuestra área fronteriza con fuerzas, medios y consolidarlo para el lago plazo», ha apostillado.

Fuente: ABC.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider