Slider
Publicidad
Slider

‘Checo’ pierde el podio en la última vuelta.

akhir. El monegasco Charles Leclerc se impuso en el Gran Premio de Baréin para darle a Ferrari su primera victoria desde 2019, seguido por su compañero español Carlos Sainz Jr. y el británico Lewis Hamilton (Mercedes), quien completó el podio con el tercer lugar, gracias a los abandonos del holandés Max Verstappen y el mexicano Sergio Pérez debido a averías en las tres últimas vueltas.

Ferrari, que confiaba en el cambio de reglamento técnico que entra en vigor este año para olvidar dos años sin victorias (desde el GP de Singapur de 2019), lanza así su candidatura al título.

La mítica marca italiana no es campeona en pilotos desde que lo lograra Kimi Raikkonen en 2007 y no se corona en la categoría de constructores desde 2008.

“Comenzamos de la mejor manera, con la pole position, la victoria, la mejor vuelta (conseguida por él mismo en la carrera), el doblete con Carlos… No podíamos esperar nada mejor”, celebró Leclerc.

Verstappen figuraba segundo en persecución de Leclerc en el último tramo de la competencia nocturna a 57 vueltas. Fue cuando la carrera tuvo que reiniciarse con el coche de seguridad. Max se puso nervioso al notar la falta de potencia en su monoplaza y momentos después entró al taller; Sergio Pérez le hizo compañía al poco tiempo para completar el fiasco total de Red Bull.

“Cuanto más rápido iba, más lento era el movimiento del volante, era casi imposible manejarlo”, explicó un frustrado Verstappen. “De repente me he tenido que retirar, todo se apagó. Parece que fue un problema de la bomba de combustible, no llegaba al motor. Ha sido muy doloroso para el equipo, tenemos que analizarlo todo.

Checo Pérez era tercero antes de tener que parar en la última vuelta. “Perdimos el podio por una falla en el motor, ¡pero volveremos más fuertes!”, publicó en Twitter.

El británico George Russell, nuevo fichaje de Mercedes, acabó cuarto, mientras el danés Kevin Magnussen, llamado a última hora la pasada semana para sustituir al ruso Nikita Mazepin, despedido tras la invasión de Ucrania, dio a Haas un quinto puesto.

El finlandés Valtteri Bottas (ex Mercedes, ahora en Alfa Romeo) fue sexto, seguido del francés Esteban Ocon, de Alpine; el japonés Yuki Tsunoda, de AlphaTauri, terminó en octavo; el español Fernando Alonso, de Alpine, noveno, y el debutante chino Zhou Guanyu, de Alfa Romeo, décimo, y es el primer piloto de su país en entrar en la zona de puntuación del GP.

Fuera de la pista, la F1 instó a hacer donativos a Unicef por la guerra en Ucrania, mientras Gasly y Hülkenberg lucieron banderas de ese país en sus cascos, y la Federación Internacional del Automóvil anunció un donativo a la Cruz Roja, la Media Luna Roja y al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, así como la creación de un “grupo de intervención” encargado de “coordinar su respuesta humanitaria”.

Fuente: La Jornada.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider