Slider
Publicidad
Slider

Zelenski, ante el Parlamento italiano: «Tenemos que parar a una persona (Putin) para que sobrevivan millones».

«Ucrania es la puerta para el ejército ruso y quieren entrar en Europa, pero la barbarie no debe entrar. Nuestro pueblo se ha convertido en el ejército. Imaginad Mariupol como Génova completamente quemada, como una ciudad de la que la gente huye», ha dicho el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, hablando por videoconferencia desde su búnker a los parlamentarios italianos, en una sesión conjunta de la Cámara de diputados y del Senado en el Palacio de Montecitorio, sede de la Cámara. Zelenski, en camisa verde militar, comenzó su discurso de once minutos destacando que había hablado con el Papa Francisco.

«En estos días de guerra he visto el mal que trae el enemigo, cuánta devastación deja, cuánto derramamiento de sangre

», dijo el presidente ucraniano. «Pueblo italiano -añadió- debemos hacer todo lo posible para garantizar la paz. La guerra fue creada, organizada durante décadas por una sola persona, ganando mucho dinero con las exportaciones de petróleo y gas y usando ese dinero para la guerra y no solo contra Ucrania, porque su objetivo es Europa. Es influir en vuestras vidas, tener control sobre vuestra política y destruir vuestros valores».

«Hace una semana hablé en una reunión en Florencia, pedí a todos los italianos que recordaran el número 79, que era el número de niños asesinados, ahora son 117. Con la presión rusa hay miles de heridos, cientos de miles de vidas destrozadas, de casas abandonadas, los muertos en fosas comunes y parques», al tiempo que recalcó que hay que parar a una persona para salvar al millones.

Zelenski habló de la necesidad de la paz que tiene Ucrania: «Después de toda la tragedia vivida, ahora Kiev necesita vivir en paz, una paz continua, eterna, como debe tener Roma y cualquier ciudad de nuestro mundo. Pero en Kiev todos los días se escuchan sirenas y caen bombas y misiles». El presidente ucraniano destacó que «la guerra dura ya 27 días, casi un mes: necesitamos otras sanciones, otras presiones». Concluyó Zelenski señalando que sueña «la reconstrucción de Ucrania junto a la Unión Europea».

Los presidentes de la Cámara y del Senado mostraron solidaridad al presidente Zelenski, cuya intervención fue acogida con aplausos de los parlamentarios puestos en pie. Después intervino el primer ministro, Mario Draghi, quien agradeció al presidente ucraniano su «extraordinario testimonio». Draghi resaltó con admiración la «heroica resistencia de Mariupol» y con tono solemne destacó que «Ucrania defiende hoy nuestra paz, nuestra libertad, nuestra seguridad. Italia os está profundamente agradecida». El primer ministro subrayó que «Italia quiere a Ucrania en la Unión Europea». Draghi fue aplaudido cuando dijo que a la violencia de Putin se debe responder con las armas.

Significativas ausencias
Cabe destacar la ausencia del parlamento de varios diputados y senadores del Movimiento 5 Estrellas y de la Liga. Gran parte de los ausentes son exmilitantes del M5E que fueron expulsados o salieron por protesta contra el Movimiento de Grillo.

Las ausencias se explican porque sin duda pesan todavía en la política italiana las posiciones que mantenían en el reciente pasado algunos líderes sobre el presidente ruso Putin, al que se veía como un gran líder y un faro de la política internacional. Por ejemplo, Beppe Grillo, fundador del Movimiento 5 Estrellas, consideraba a Grillo un gigante: « La política internacional tiene necesidad de hombres de Estado fuertes como él». Grandes elogios le dedicaba también Matteo Salvini, el líder de la Liga: «Putin es uno de los mejores hombres de gobierno que hay en la Tierra», decía Salvini el 12 julio de 2019.

Especialmente polémica está siendo una declaración de Vito Petrocelli, senador del M5S y presidente de la comisión de exteriores: «Creo que ha llegado el momento de que el M5S retire ministros y subsecretarios del gobierno de Draghi. Este gobierno ha decidido enviar armas a Ucrania en la guerra, convirtiendo efectivamente a Italia en un país cobeligerante», dijo en abierta disidencia con la línea mayoritaria del parlamento italiano.

Fuente: ABC.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider