Slider
Publicidad
Slider

Cuesta a delanteros del ‘Tri’ jugar en el Azteca, reconoce Lozano.

Los goles caen a cuenta gotas en la selección mexicana. Si hay una constante en estas eliminatorias mundialistas es que el ataque que ilusionó al técnico Gerardo Martino promedia poco más de un tanto por partido y apenas una tercera parte corresponde al tridente formado por Raúl Jiménez (Wolverhampton), Hirving Lozano (Nápoles) y Jesús Manuel Corona (Sevilla). Los tres futbolistas “europeos” han marcado cuatro de los 15 goles que suma el Tri en 13 fechas del octagonal de la Concacaf y enfrentan la presión de llegar al Mundial con el nivel que mostraron en sus clubes.

Mientras el cuerpo técnico de Martino ha reiterado su confianza en ellos, Lozano apuntó al estadio Azteca como una de las causas del bajo rendimiento. “A los que venimos de Europa, nos afecta un poco y se siente. No somos los mismos, pero tenemos que afrontarlo como es. No hemos jugado muchos partidos juntos. Los delanteros pasamos por esos momentos de frustración cuando no cae el gol, pero en cualquier momento será diferente”, declaró a TUDN.

La cosecha del tridente mexicano es incluso inferior a la del capitán y estrella de la selección de Estados Unidos, Christian Pulisic, quien llegó a cinco anotaciones tras su triplete ante Panamá.

“Son mensajes”, advierte Ricardo Peláez, mundialista en Francia 98 y quien ha visto dar pasos de gigante a Canadá y los vecinos del norte en la zona. “Ellos tienen muchos jugadores en Europa y nosotros cada vez menos. Debemos estar preocupados. Si no estamos haciendo goles no es por culpa de Jiménez, Tecatito o Chucky, sino por el mal funcionamiento del equipo”.

Los canadienses, aparte de asegurar su regreso a una Copa del Mundo después de 36 años, están a un paso de cerrar como líderes de las eliminatorias de Concacaf. Los dos boletos directos restantes los disputan Estados Unidos y México, que necesitan un empate ante Costa Rica y El Salvador, respectivamente, para clasificarse a Qatar. El repechaje, por ahora, está en manos de los ticos, quienes le complicaron hasta el último momento su pase al tricolor.

“No hablaría de un retroceso porque estamos empatados con Estados Unidos y cerquita de Canadá, pero sí observo que otros equipos están avanzando y nosotros no”, agregó el hoy directivo de Chivas. “Se ha dicho muchas veces que México debería participar en la zona de Conmebol y quizá no iríamos con tanta frecuencia a los Mundiales, pero el aprendizaje sería mayor. Yo me quedo con lo que hay, pertenecemos a esta zona y tenemos la obligación de asistir a todos los Mundiales”.

HH, baja por amarillas
En la víspera del juego ante los salvadoreños, Héctor Herrera causó baja de la concentración del Tri debido a la suspensión por acumular dos tarjetas amarillas. Así lo dio a conocer la Federación Mexicana de Futbol en una decisión que avaló Gerardo Martino “de común acuerdo” con el Atlético de Madrid. El regreso del técnico argentino al banquillo está previsto para mañana en el estadio Azteca, aunque su salud es una interrogante por los problemas de retina que arrastra desde septiembre de 2021.

Su auxiliar Jorge Theiler aseguró que Martino “está muy bien” y que sólo “tuvo el percance de que no pudo volar”, pero en los futuros viajes del equipo previo al Mundial se podría complicar su presencia.

El nombre de Miguel Herrera ha surgido como posible plan B, en caso de que Tata no reciba el alta médica para entonces y su salud lo obligue a dejar el cargo. Ante tal escenario, Piojo, quien ya dirigió al Tri en Brasil 2014, sostuvo en una entrevista con ESPN que “nunca le diría que no a la selección” y consideró que si Martino viajó a Argentina, “también pudo haber volado a Honduras, son cosas que no nos caen bien”.

Fuente: La Jornada.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider