Slider
Publicidad
Slider

Kendall Jenner comparte sus tips para lidiar con la ansiedad.

La modelo Kendall Jenner nunca se ha negado a platicar acerca de sus problemas de ansiedad y esta vez reconoció que, en los últimos meses, sus niveles se han ido a los extremos, lo cual ya no es novedoso para ella porque empezó a afrontarlos con técnicas muy útiles para recobrar la tranquilidad y la paz mental.

«¡Buenos días a todos! Mi ansiedad (especialmente mi ansiedad social) se ha disparado últimamente. Estoy en un momento de mi vida en el que ya no me sienta mal decirlo”, comentó a través de su Instagram.

“Me encanta tener mi espacio y tiempo solo para mí. Y he encontrado diversas maneras de comenzar mi día con una actitud más calmada y positiva», añadió la estrella de las pasarelas.

Parte de esa tensión que vive en su día a día procede de las redes sociales, donde su nombre y el de su familia aparecen con demasiada frecuencia en las conversaciones de los internautas.

A fin de detener el nerviosismo y la incertidumbre derivados de ese escrutinio, la modelo trata de respirar profundamente, escribe en su diario, toma el sol y, sobre todo, se desconecta tanto como sea necesario del mundo exterior.

En mayo del año pasado, Kendall Jenner, de 26 años, reveló que sufre de ansiedad desde que era niña y que esta patología la ha hecho pasar malos ratos, por lo que se propuso ayudar a otras personas que la sufren como ella.

“Recuerdo que era muy pequeña, diría que tenía 8 o 9 años, cuando empecé a tener problemas para respirar. Me faltaba el aire y tuve que contárselo a mi madre”, explicó la modelo a Ramani Durvasula en el primer episodio de ‘Vogue, mente abierta’.

Además de la ansiedad, Kendall dio a conocer que también es hipocondriaca: “He tenido momentos en los que he llegado a sentir que necesitaba que me ingresaran de urgencia en el hospital porque pensaba que mi corazón estaba fallando. Momentos en los que no podía respirar. Sí, a veces creo que me estoy muriendo”, anotó en la misma entrevista.

«Sé que tengo una vida muy privilegiada, tengo muchas bendiciones, pero sigo teniendo un cerebro que a veces no está feliz, no siempre me conecta, sigo siendo un ser humano.

Creo que estar sobrecargada de trabajo y estar en la situación en la que me encuentro ahora es lo que de alguna manera lo deja todo fuera de control», contaba en aquel entonces.

Fuente: Quién.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider