Slider
Publicidad
Slider

Johan supera leucemia y toca “campana de la vida” en IMSS Veracruz Sur.

• Tras casi cuatro años de tratamiento y varias complicaciones, logró vencer el cáncer

Tras casi cuatro años de tratamiento, mucho esfuerzo y varias complicaciones, Johan Caleb de 6 años de edad, con el apoyo de médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Sur, logró vencer el cáncer y tocó la “campana de la vida” que simboliza la victoria sobre esta enfermedad.

La señora Itzel Berenice, madre de Johan, explicó que de manera repentina un día su pequeño sufrió un desmayo, por lo que lo llevó inmediatamente al área de urgencias del Hospital General de Zona (HGZ) No. 33 de Tierra Blanca, donde después de valorarlo y realizarle algunos estudios le diagnosticaron Leucemia Linfoblástica Aguda.

Detalló que ese mismo día, debido a su delicada condición de salud, Johan fue canalizado al Hospital General Regional (HGR) No. 1 de Orizaba, donde los pronósticos iniciales no fueron buenos, por lo que fue internado 12 días, hasta que lograron estabilizarlo.

El oncólogo pediatra, doctor Víctor Hugo Cabrera, a cargo de la atención de Johan informó que una vez estabilizado se inició con su tratamiento de quimioterapias que durante meses dio resultados positivos y la salud del pequeño empezó a mejorar.

Sin embargo, en la etapa final de las quimioterapias Johan enfermó en dos ocasiones de neumonía, una de ellas con COVID-19, por lo que fue trasladado al Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, dónde fue sometido a una cirugía de pulmón.

Además de esto, también sufrió una complicación secundaria producto de una infección en el oído que le ocasionó una parálisis facial, por lo que se le suspendió el tratamiento de quimios durante unos meses y a pesar de ello, al reanudarlo pudo superar su enfermedad de manera exitosa y tocar la campana.

Por su parte, la madre de Johan agradeció la atención que recibió por parte de todo el personal del IMSS durante los meses que su hijo estuvo en tratamiento, destacando la calidad humana que demostraron.

“Toda mi familia y yo estamos agradecidos con el personal del Instituto porque la verdad siempre tuvo una atención excelente con mi hijo. Lo trataron con mucho cariño, nos explicaban muy bien las cosas, nos daban palabras de ánimo y el doctor Cabrera siempre estuvo con él en todo momento, nunca lo dejó, de verdad no tenemos como agradecerle todo su apoyo” comentó.

Por último, el oncólogo pediatra informó que Johan continuará por un tiempo con revisiones periódicas de seguimiento.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider