Slider
Publicidad
Slider

Verstappen y ‘Checo’ Pérez logran el 1-2.

Los Red Bull de Max Verstappen y Sergio Pérez dieron un golpe de autoridad en el feudo de los Ferrari al hacer el 1-2 en el Gran Premio de Emilia Romaña, resultado que no se repetía desde Malasia 2016.

El holandés, vigente campeón mundial, se impuso de principio a fin, registró la vuelta más rápida y conquistó su segunda victoria de la temporada en la Fórmula 1.

“Es un gran día para el equipo, sólo debemos seguir trabajando y todavía hay algunas cosas que debemos ajustar para poder ganar la carrera, pero estoy muy feliz de que Max haya podido conseguirlo”, destacó el mexicano, al sumar su segundo podio de la temporada tras el GP de Australia.

El desempeño del jalisciense en el circuito Enzo y Dino Ferrari de Imola, en Italia, arrancó elogios del jefe de la escudería austriaca, Christian Horner.

“Fue fantástico lo de Checo. Nuestro primer 1-2 desde 2016.Grandioso, tener a ambos ahí con una brillante conducción este fin de semana”, aseveró a Sky Sports.

Los Toros Rojos no lograban el primer y segundo lugar de una carrera en esta justa desde 2016, puntualmente en el Gran Premio de Malasia, con Verstappen en segundo y su entonces compañero, Daniel Ricciardo, como el ganador.

“Maravilloso domingo”, dijo Verstappen por la radio a su equipo Red Bull. También ganó la carrera sprint el sábado y se llevó la mayor cantidad de puntos disponibles el fin de semana. El resultado lo coloca en el segundo puesto de la clasificación de pilotos, seguido de Pérez.

Lando Norris (McLaren) ocupó el tercer sitio, su primer podio, mientras el líder del campeonato Charles Leclerc (86 puntos) finalizó sexto y su coequipero Carlos Sainz abandonó, en un día desastroso para los pilotos del Cavallino Rampante.

Leclerc tuvo una mala salida, cayendo hasta el cuarto lugar antes de recuperar un puesto.

Pero en la vuelta 54, a falta de nueve para el final, presentó problemas, lo que le hizo perder posiciones en la clasificación e incluso quedar fuera del podio tras un fin de semana en Imola marcado por la lluvia.

Pero Leclerc no pudo pasar a Verstappen en el arranque y nunca fue una amenaza. Sainz, en tanto, se salió de la pista en la primera vuelta para arruinar su carrera, y el intento del monegasco para salvar el día a Ferrari terminó cuando hizo un trompo mientras trataba de rebasar a Pérez por el segundo lugar.

“La tercera plaza era lo mejor que podía conseguir porque no teníamos ritmo para mucho más y he pagado esa codicia” por querer ganar.

“He perdido puntos preciosos” para la lucha por el campeonato, lamentó Leclerc.

Delante de las tribunas rojas, decoradas con los colores de Ferrari, Verstappen logró su segunda victoria de la temporada, después de la lograda en Arabia Saudita.

Leclerc tenía una ventaja de 46 puntos en la clasificación sobre Verstappen al inicio de la carrera, pero el holandés redujo ayer esa diferencia a 27 unidades.

La competencia involucró una lucha entre el piloto recién llegado a Mercedes George Russell y Valtteri Bottas, al que remplazó. Ambos iban por el cuarto sitio en la última vuelta, pero el británico se quedó con la posición.

En tanto, Lewis Hamilton continuó con problemas y terminó decimotercero.

El director de Mercedes Toto Wolff se disculpó por la radio con el piloto inglés por el auto “inmanejable” que le habían dado en Italia.

También dejó la pista Fernando Alonso (Alpine) tras otro accidente con el alemán Mick Schumacher (Haas).

El doble campeón del mundo suma tres carreras consecutivas sin puntuar.

Fuente: La Jornada.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider