Slider
Publicidad
Slider

El Madrid de los imposibles firma otra remontada en la ‘Champions’.

Sin conflicto no hay historia. Y al Real Madrid de Carlo Ancelotti le gusta escribir unos dramas por entregas que obligan al espectador a estar atento a cualquier vuelta de tuerca. Nada es definitivo y nada es irreversible. Ayer, los merengues, con la pluma más diestra de la Champions, remontaron un marcador repleto de goles ante el Manchester City de Pep Guardiola en el Santiago Bernabéu.

El conjunto blanco recibió un gol, anotaron dos en un minuto y marcaron un penal para culminar con un 3-1 (6-5 global) y avanzar a una nueva final del mayor torneo de clubes europeo. El 28 de mayo en el Estadio de Francia, en París, se enfrentarán por el título ante el Liverpool.

Un duelo de ajedrecistas que mueven y sacrifican piezas en aras de una estrategia que sólo en sus mentes tiene lógica. Guardiola, eficiente como acostumbra, funcionó desde la ida donde consiguieron un 4-3 que lucía intimidante. Ejecutó y parecía decisivo cuando Riyad Mahrez anotó para el City al 73 y entonces los madridistas parecían sentenciados a muerte.

Se dice, para consuelo de las mayorías, que errar es de humanos y para ese entonces los mejores hombres de blanco ya habían cometido pifias. Si el nombre es Karim Benzema, Luka Modric o Vinícius, entonces esa máxima no es para ellos; en su piel y en estas instancias, no podían darse el lujo de fallar como hicieron hasta ese momento.

Menos mal que atrás tenían a un personaje coprotagonista que desde la soledad bajo el arco de la portería, Thibaut Courtois, realizó tremendas atajadas sin las cuales, el desenlace feliz para el Madrid no habría ocurrido.

Ancelotti movió la media de su equipo. Sacó a Toni Kroos, a Casemiro y a Luka Modric. Entraron Marco Asensio, Eduardo Camavinga y Rodrygo. Éste último, una apuesta que sólo el entrenador merengue intuía.

La vuelta de tuerca ocurrió al final del partido. Minuto 90 y el marcador global adverso para el Madrid de 5-3 parecía una sentencia irrevocable. Pero Rodrygo, uno de los cambios al minuto 68, logró lo impensable. Una proeza de Benzema, quien recibió un centro y lo despachó con la zurda para que el brasileño conectara con el costado exterior del botín derecho.

Una descarga de adrenalina que volcó a todo el contingente español en un ataque de voluntad y ganas. Sólo un minuto después lograron tejer una jugada que recibió Asensio, otro recién ingresado al campo al minuto 75, quien redirigió con un toque para que Rodrygo rematara con un cabezazo su doblete y con ello también un empate 5-5 que obligó al tiempo extra.

Héroe en las tempestades
En el suplemento, Karim Benzema, héroe de las remontadas del Madrid en las dos rondas previas del torneo europeo, convirtió un penal que resultó ser decisivo para el triunfo 6-5 en el marcador global.

El Madrid demostró que si algo sabe hacer es resucitar en momentos decisivos, cuando todo parece irse a la ruina. Lo hizo en el Bernabéu ante el París Saint-Germain en octavos y contra el campeón defensor Chelsea en cuartos de final.

“La grandeza de este club es esto. Es un equipo que no te permite bajar los brazos cuando parece que todo ha terminado. Te da la fuerza de seguir, continuar, creer”, dijo el técnico madridista Carlo Ancelotti, quien hizo historia al alcanzar su quinta final de la Champions, la mayor cantidad de un entrenador en la historia del torneo.

La derrota fulminó otro intento del City por conquistar su primera Liga de Campeones. El equipo de Pep Guardiola cayó en la final del año pasado ante Chelsea.

“Sabíamos que lo habían hecho en su historia y nos tocó. Cuando mejor estábamos, nos han remontado. Es un golpe duro”, señaló Guardiola.

“Es un golpe fuerte, es normal. Pero nos ha faltado juego en la primera mitad, no tuvimos continuidad. No sé si merecíamos más. Es lo que hay”, agregó.

Pletórico en confianza, el Madrid salió a buscar la victoria en el tiempo extra y Benzema firmó el 3-1 al convertir un penal a los 95 minutos tras recibir un pisotón dentro del área.

Fue el gol 15 del delantero francés en la Champions esta temporada, erigiéndose como el máximo anotador. Ha marcado 10 goles en la fase de eliminación directa, con lo que empató el récord de Cristiano Ronaldo en una misma edición.

Benzema rubricó tripletes cuando el Madrid remontó para dejar fuera tanto al PSG como al Chelsea.

–¿Cuál es la pócima que tienen para no desfallecer?

“En una palabra, Real Madrid”, resumió Courtois. “Todo es posible. Es increíble. Sabíamos que podía pasar. Hemos eliminado equipos muy grandes que han gastado mucho dinero. El camino ha sido difícil”.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider