Slider
Publicidad
Slider

Aun con dudas, SAT niega prórroga para constancia fiscal

Los trabajadores tendrán hasta el próximo 30 de junio para obtener el documento, actualizar o corregir datos
El Servicio de Administración Tributaria (SAT) reiteró una vez más que no habrá prórroga para la facturación electrónica bajo la versión 4.0, que incluye los recibos de nómina con los datos correctos del trabajador contenidos en la constancia de situación fiscal.
A pesar de las confusiones sobre su entrada en vigor, los trabajadores tendrán hasta el próximo 30 de junio para obtener la constancia, actualizar o corregir sus datos.

El SAT aclaró la fecha de entrada en vigor de la nueva facturación 4.0 debido a que en algunos medios se difundió que este martes era el último día para hacer el trámite.

Con la facturación electrónica 4.0 a partir del próximo 1 de julio, es obligatorio poner los datos del emisor y receptor como nombre completo, RFC y el código postal del domicilio fiscal del contribuyente.

Incluye a los recibos de pago de salario de los trabajadores, es decir, el comprobante digital o CFDI que entregan las empresas cada semana o quincena en versión electrónica a sus empleados.

De no poner los datos correctos o actualizados, la versión 4.0 rechaza la facturación y no se podrá emitir el recibo de nómina. En caso de incumplir con la constancia no hay ninguna multa o sanción para los trabajadores, porque es un requisito que sirve para cumplir con un trámite administrativo para el correcto timbrado de la nómina.

Fiscalistas afirman que va contra la Ley del Trabajo que el patrón retenga el salario si no entrega la constancia fiscal antes del 30 de junio próximo, debido a que no es una causal de suspensión de pago de retribución por los servicios prestados.

Las consecuencias recaen en el patrón pues no podrá hacer deducible de impuestos su nómina.

Cualquier dato erróneo o no actualizado que ponga en el recibo de uno de sus empleados, será rechazado de inmediato con la nueva versión 4.0 del CFDI de nómina.

Los cambios entraron en vigor desde el 1 de enero pasado como parte del paquete fiscal aprobado por el Congreso de la Unión, pero existe un periodo de transición en el cual conviven tanto la versión 3.3 y la 4.0 hasta el último día del presente mes.

La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) advirtió que hay un potencial de 29 millones de asalariados que requerirán su constancia fiscal y otros más que tendrán que hacer el cambio de domicilio fiscal para cumplir con los requisitos para actualizar la factura electrónica.

Esos 29 millones todavía están esperando poder ir al SAT para sacar su constancia, obtener ya sea la contraseña o e.firma.

Destacó que al 31 de diciembre de 2021, había más de 47 millones de contribuyentes asalariados, de los cuales casi 18 millones ya tenían la e.firma mediante la cual pueden emitir su constancia fiscal o hacer el cambio de domicilio.

El resto, son una problemática potencial porque derivado que no hay citas por ese rezago que dejó la pandemia, no han podido tramitar su inscripción al RFC, para el caso de empleados nuevos o tener su e.firma o contraseña, señaló.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider