Slider
Publicidad
Slider

Viajan a la Ciudad de México exobreros de la fábrica textil San Lorenzo de Nogales.

 

Ofrecerán cuatro propiedades
a empresarios e inversionistas

Nogales, Ver.- Con la intención de ofrecer e intentar vender a empresarios e inversionistas nacionales los cuatro inmuebles de los copropietarios de la exfábrica San Lorenzo, ubicada en el corazón de Nogales, en los próximos días un grupo de extrabajadores viajará a la Ciudad de México. Además visitarán a funcionarios del gobierno federal, tocarán puertas en el senado de la república y el Congreso de la Unión para cristalizar la comercialización de los bienes.

A 32 años de distancia que se adjudicó una propiedad, rebuscan a un empresario que adquiera los cuatro predios para beneficiar a 450 copropietarios, de los cuales ya quedan la mitad, pero en caso que se realice la venta, las viudas y familiares recibirán el beneficio económico.

Genaro Rodríguez Sánchez delegado de venta de los bienes inmuebles, reveló que la ubicación de los predios es inmejorable cuentan con todos los servicios de infraestructura urbana, existe suficiente agua, carreteras y el ferrocarril mexicano para transportar productos hacia el norte y sur del país.

Nogales es una ciudad para vivir e invertir donde cualquier proyecto es viable para generar empleo en beneficio de las familias de las comunidades de las altas montañas.

Detalló que son viejos trabajadores textiles que buscamos el bien común de los copropietarios para que llegue lo más pronto posible un empresario interesado en crear una fuente de empleo.

“El predio donde funcionó la fábrica textil tiene una extensión de 4 hectáreas, donde bien podía asentarse una industria de cualquier giro y así brille otra vez en Veracruz el municipio de Nogales”, resaltó.

Exhortó a sus compañeros a dialogar y acordar la mejor oferta del comprador que tenga deseos de adquirir los cuatro inmuebles que se venden desde hace tres décadas.

Lo acompañan a Genaro Rodríguez los comisionados Teresa Vázquez y Vicente Herebia que organizan una asamblea informativa para viajar a la Ciudad de México.

La fábrica textil San Lorenzo se inauguró en 1882 en el antiguo pueblo del Ingenio de los Nogales, y su construcción corrió por cuenta del inversionista Tomás Braniff, empresario norteamericano de origen irlandés, quien después de acudir a California durante la fiebre del Oro de la década de 1850 y emplearse en la construcción de ferrocarriles en Perú y Chile, llegó a México para trabajar en el tendido de la línea entre México y Veracruz. Y como funcionario del ferrocarril acumuló una importante fortuna. Ya como gerente del Ferrocarril Mexicano, a partir de 1873, visualizó la oportunidad de invertir en la industria y estableció la fábrica San Lorenzo, a un costado de la vía férrea.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider