Banner_Son tus derechos-01
Banner_Son tus derechos-01
Publicidad

Ultimátum a México para que elabore un plan que salve a la vaquita marina.

México debe elaborar un plan de cumplimiento a más tardar el 28 de febrero de 2023 para salvar a la vaquita marina de la extinción; de no hacerlo será sujeto a sanciones comerciales, determinó ayer la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre (Cites), pese a la protesta de la delegación nacional que consideró injusta e inequitativa la decisión.

Durante la 75 reunión de la comisión permanente, en Panamá, apoyaron esta decisión Bélgica, Israel, Perú, Reino Unido, Nigeria, República Dominicana, Oceanía y Estados Unidos, mientras a Canadá le pareció desproporcionada y se opuso a una suspensión del comercio. México rechazó la realización del plan y que se le aplique una suspensión comercial de especies reguladas por Cites, ya que, argumentó, tiene disposición de colaborar.

Sanciones previstas

Si en febrero el gobierno no presenta el plan que describa claramente las acciones que se implementarán y los pasos que tomará para avanzar con urgencia, con medidas y actividades para prevenir que los pescadores ilegales y las embarcaciones no autorizadas ingresen al refugio de la vaquita y tolerancia cero, se establecerá la sanción comercial y estaría vigente hasta que se entregue el proyecto, indica la recomendación aprobada.

La representante del país, Blanca Mendoza, titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, consideró injusto que se pida un plan de acción individual y que no se da un trato equitativo al país. Hay que considerar que se debe eliminar la oferta y la demanda, para que termine esta captura, la vejiga no se queda en México se va a países asiáticos.

Aseguró que la suspensión del comercio es improcedente porque sólo puede hacerse cuando persiste un incumplimiento y la parte involucrada no muestra intención de cumplir, lo que no sucede con el país.

Dijo que hay grupos internacionales de delincuencia organizada que participan en este problema, el cual no es sólo de México. El comercio de totoaba comienza en el país, pero tiene su destino final en naciones asiáticas y tránsito por otras; ellas también tienen compromisos de informar e impedir que crezca y terminar con la oferta y la demanda. Es de recordar que la vaquita marina queda atrapada en redes ilegales de la pesca de totoaba, de la cual se vende el buche al comercio ilegal asiático.

Apoyamos la propuesta de la secretaría de Cites de que México elabore urgentemente un plan de cumplimiento, con la vaquita tan cerca de la extinción. ¿Por qué le estamos dando a México otra oportunidad para hacer promesas? ¿Por qué se le otorga tanta indulgencia, ya que permite la casi extinción de una especie cuando otras partes no están sujetas a un estándar similar?, planteó en la sesión plenaria DJ Schubert, del Instituto de Bienestar Animal.

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow