Banner_Son tus derechos-01
Publicidad

Países Bajos logra agónica victoria 2-0 sobre Senegal.

Doha. Con dos goles en los últimos minutos de juego, Países Bajos acabó con la resistencia de una Senegal –opaca sin su estrella Sadio Mané– a la que venció por 2-0 para sumar tres puntos claves en el Grupo A.

Los europeos estuvieron lejos de lucir, pero la suerte los acompañó en la recta final del choque. Es realmente un gran avance. Al final del día, es una victoria por 2-0 contra los campeones africanos, así que puedo estar muy feliz, dijo el estratega tulipán, Louis Van Gaal.

La Naranja, que volvía a los mundiales tras ocho años de ausencia (no clasificó a Rusia hace cuatro años), logró el triunfo con tantos de Cody Gapko de cabeza a los 84 minutos y Davy Klaassen a los 90+9.

Gapko, volante del PSV Eindhoven, aprovechó un exquisito centro de Frenkie de Jong desde la izquierda, atacó el balón y sorprendió al guardameta del Chelsea, Edouard Mendy, quien salió a destiempo y se quedó con las manos vacías.

Vi que el portero se aprestaba a salir (en busca del centro de De Jong)y todo lo que debía hacer era adelantarme a él, comentó Gapko, elegido el mejor jugador del partido.

Con Senegal en busca de la igualdad, Klaasen acompañó un contrataque liderado por Memphis Depay, y luego de que éste rematara y que Mendy rechazó, no tuvo problemas para anotar el segundo tanto en el estadio Al Thumama, el único circular de los ocho que albergan el torneo, ante 41 mil 721 espectadores.

Fue un partido complicado, pero equilibrado y el marcador no refleja la fisonomía del juego, se lamentó el técnico de Senegal, Aliou Cissé.

Su equipo dominó en varios lapsos, pero fue incapaz de anotar, a pesar del incesante impulso de unos 200 hinchas senegaleses que durante los 90 minutos hicieron sonar sus tambores.

Al inicio de las hostilidades, ambos equipos se respetaron, no arriesgaron más de lo necesario; tenían como premisa cuidar el balón.

La oncena europea comenzó a desnivelar por la banda derecha, donde se juntaban el hábil atacante Steven Bergwijn con su compañero del Ajax Steven Berghuis y el veloz lateral Denzel Dumfries (Inter de Milan) y por allí encontró la gran ocasión de la primera parte, cuando corrían 19 minutos, pero Frenkie de Jong, volante del Barcelona, tardó en rematar y Mendy achicó.

El reloj avanzaba y ante el poco peso ofensivo de sus dirigidos, Van Gaal apeló a Memphis Depay, quien entró por Vincent Janssen a los 62 minutos para despertarlos del letargo. Fue buen revulsivo, el delantero del Barcelona dio otro aire a la ofensiva europea.

No obstante, fue Senegal la que estuvo cerca de abrir el marcador a los 73 minutos con un remate de Gana Gueye desde la medialuna. Con mucho esfuerzo, el portero holandés Andries Noppert pudo evitar la caída de su valla, hasta que llegó el aluvión final y Países Bajos terminó festejando.

El cuadro naranja comparte el liderato del Grupo A con Ecuador, que el domingo venció a Qatar por 2-0 en el partido inaugural. Holandeses y sudamericanos se medirán el viernes en la segunda fecha en el estadio Internacional Khalifa.

Senegal enfrentará tres horas antes a Qatar en el estadio Al Thumama. Será una final para nosotros. Cuando uno pierde el primer partido, el segundo se transforma en decisivo, aseguró el entrenador de los campeones de África.

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow