Banner_Son tus derechos-01
Publicidad

Indautor desprotege de piratas a grupos originales: abogada.

Desde hace años, más de un centenar de grupos originales enfrentan juicios debido a que sus marcas y reservas (protección al nombre artístico notoriamente conocido) son utilizadas por músicos transitorios que salen de esos conjuntos conocen cómo se manejan y forman otros con nombres similares, o suelen ser fanáticos que se hacen pasar por hijos de los creadores; unos más aseguran que son los mismos artistas artífices del concepto.

Los plagios también ocurren en torno a las obras musicales, pues los certificados se otorgan de buena fe y pueden ser registradas por quienes no son sus autores ni compositores, explicó Ana María Navarro, abogada especialista.

En charla con este diario, Navarro explicó este complejo tema, el cual parece interminable y con múltiples vertientes: “Estamos tratando de recuperar lo que corresponde a más de 75 agrupaciones porque, indebidamente, el Instituto Nacional del Derecho de Autor (Indautor) ha otorgado reservas que causan confusión. Una de ellas es la de Los Dandy’s. Aunque están vigentes otorgaron las del Trío Los Dandys o Herencia Dandy’s; lo mismo pasó con la (Sonora) Santanera y Los Terrícolas. La realidad es que varios estamos desesperados y en estado de indefensión, como el Grupo Yndio, Los Terrícolas y Acapulco Tropical, entre un sinfín de conjuntos originales que están siendo plagiados”.

Sobre Los Terrícolas, prosiguió, es increíble que viviendo los fundadores y los creadores de ese concepto les hayan quitado su nombre; algo insólito también es el caso del señor Casimiro Zamudio, de la Banda El Mexicano, a quien plagiaron las marcas y reservas de derechos de autor y se las otorgaron a quien no se debe.

La abogada, quien también ha defendido a los fundadores de las bandas Machos y Maguey, explicó que aunque hemos recuperado algunos nombres, en otros aún estamos en juicio. Es increíble que los originales tengan que pagar millones de pesos e invertir muchos años para recuperar su nombre.

Aseguró: La cuestión es que hubo una temporada en que el Indautor empezó a entregar reservas similares que causaban confusión. Por ejemplo, existen más de 75 otorgadas de la Sonora Dinamita, pero con modificaciones; lo mismo sucedió con Internacional Carro Show, Los Cadetes de Linares o Los Caminantes. Es una tristeza porque han muerto fundadores de agrupaciones que lucharon contra el plagio y no se ha resuelto nada.

Detalló: “Un caso de esos es el de Los Ángeles Negros, y aunque el fundador (Mario Gutiérrez) defendió todo el tiempo a su grupo, falleció con muchísimos piratas alrededor.

Los juicios se tienen que desahogar en diversas instancias especializadas. Por ejemplo, de inicio, es en Indautor, luego en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, en el tribunal y en la fiscalía especializadas. En fin, hay litigios con más de 20 años que no se han podido resolver.

Círculo interminable

Entre éstos figuran Los Dandys o las sonoras Santanera y Dinamita; es decir, terminas con una marca, la anulas y dan la resolución, pero de repente otorgan otra, y a empezar de nuevo. Sobre cuántos juicios se han resuelto te puedo decir que el de Los Ángeles Negros, pues recuperamos las reservas, las marcas, pero ahora, desafortunadamente, están entregados otras similares que causan confusión.

Navarro reveló más ejemplos: El nombre de Campeche Show lo tiene como propietario quien fue el chofer del grupo y se quedó con él; en el caso del señor Casimiro Zamudio, de la Banda El Mexicano, un músico transitorio que no fue fundador de nombre Germán Román, registró cinco marcas y reservas y así despojó a los verdaderos creadores del concepto.

La defensora, quien asegura que estudió leyes para defender el patrimonio de su padre, autor de Los Dandy’s, precisó: La Ley de Derechos de Autor decía que a un nombre artístico notoriamente conocido no se podía ponerle ni anteponerle algo porque era un delito federal y causaba confusión. Por tanto, mi declaración es que el Indautor está violando sus propias leyes al entregar reservas similares.

Sobre Los Dandys, ya anulamos varias reservas de 25 conjuntos piratas y sólo quedan cinco. En un caso, le dieron la marca Trío Los Dandys a quien era el apoderado legal de mi papá y se encargaba de renovar las reservas; dejaba que se venciera la marca y la pagaba a nombre de él. Cuando se libró una orden de aprehensión en su contra, las cedió a una tercera persona.

La abogada, quien ha encabezado la acción colectiva Agrupaciones Musicales Unidas en contra de la Piratería, que aglutina a Internacional Carro Show, Campeche Show y Los Súper Lamas, entre muchas otras, subrayó que otro problema es la competencia desleal, pues los piratas cobran más barato y el que termina trabajando no es el grupo original porque, en muchos de los casos, los empresarios contratan los más económico. Esto es un daño moral irreparable.

En necesario, subrayó Navarro, que se regularice la Ley de Derechos de Autor y de Propiedad Industrial, así como que las autoridades protejan a los autores y creadores musicales; también, que den registro a quien realmente pertenece. Es muy fácil de comprobar lo anterior mediante el uso de explotación, premios, giras, contratos, obras musicales y publicaciones periodísticas.

Ricardo Navarro, de la tercera generación del fundador de Los Dandy’s, Armando, relató: No sólo nuestro grupo, sino varios somos afectados por este fenómeno. Desafortunadamente, las instancias que supuestamente apoyan, otorgan reservas similares.

Somos más de 200 conjuntos afectados y lo único que pedimos es que respeten nuestros derechos de autor y reservas, pues también pagamos a las instituciones para cuidar nuestros nombres, imágenes, dibujos o música como para que llegue cualquiera y pida una reserva de tal grupo y se la otorguen como acto de buena fe.

A su vez, el músico Casimiro Zamudio resaltó: Nuestro problema surgió en 2000, cuando hubo una separación y Germán Román se fue por su lado, pero buscando la manera de hacer trinquiñuelas y registró el nombre con falsas declaraciones, pues dijo tener 50 años en el grupo lo cual no es verdad. El Indautor le otorgó el nombre sin habernos notificado, el cual ya era notoriamente conocido. Entonces sufrimos de despojo y plagio, entre otras cosas. Ahora seguimos solicitando que nos regresen el nombre a los fundadores que dimos origen y trabajamos como Su Majestad Mi Banda El Mexicano.

https://www.jornada.com.mx/2023/01/03/espectaculos/a07n1esp
Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow