Publicidad

Piden madres educadoras recursos para centros de comunidades marginadas

Se requieren 150 mil pesos por plantel para cumplir con requisitos de Protección Civil: Leticia Chávez.

La Coordinadora Popular de Madres Educadoras (Copome) pidió al gobierno capitalino abrir un presupuesto adicional al Fondo de Apoyo para la Regularización de los Centros de Atención y Cuidado Infantil para cumplir con los dictámenes y trámites de los programas de protección civil de los planteles escolares, donde son atendidos 5 mil 700 niños de comunidades marginadas.

En entrevista, Leticia Chávez, representante de la agrupación, explicó que este año recibieron 8 mil pesos por plantel, pero se requieren por lo menos 150 mil pesos a fin de cumplir con los requerimientos que exige la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil para garantizar la seguridad de los inmuebles.

La organización de madres también solicitó considerar a los centros comunitarios en propiedades del gobierno capitalino como proyectos para ser destinados al desarrollo de actividades de contenido social y de apoyo a la comunidad, y sean otorgados en concesiones de proyectos de coinversión.

Explicó que esta figura está establecida en la Ley del Régimen Patrimonial y del Servicio Público, con lo que así se superarían los problemas que implican los permisos administrativos temporales revocables, que deben renovarse cada 10 años.

Detalló que al menos 22 centros comunitarios, de 172 que operan en la ciudad, están ubicados en inmuebles del gobierno de la ciudad.

Además, demandaron fortalecer el acuerdo que regula el funcionamiento de los centros de atención y cuidado infantil estableciendo la figura de economía solidaria, a fin de contar con una clave del centro de trabajo y reconocimiento ante la Secretaría de Educación Pública, pues en la actualidad sólo tienen la certificación de los estudios prescolares.

Asimismo, pidieron reconocer el derecho de los niños y las niñas matriculados en estos centros comunitarios para ser beneficiarios del programa Mi Beca para Empezar, ya que se trata de menores de edad que provienen de familias de escasos recursos.

Chávez aseguró que desde que empezó esta administración han solicitado audiencia con la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, para exponerle las distintas problemáticas que enfrentan estos centros comunitarios, que también sufrieron el embate de la pandemia, pues su matrícula se redujo de 13 mil a 5 mil 700 niños.

Destacó que por los servicios que prestan en las comunidades más marginadas sólo se pide una cuota simbólica de recuperación, por lo que los salarios de las docentes son de alrededor de 5 mil pesos al mes.

 

Fuente: La Jornada

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow