Publicidad

Precios escandalosos convierten el divertimento en gran inversión

La búsqueda del entretenimiento tras la pandemia, el desmesurado interés por escuchar en directo a los solistas y bandas preferidos, el anhelo de pertenecer, así como las distintas modalidades de privilegios con costo adicional que Tickemaster establece por sus servicios, sumado al auge de boletos en plataformas de reventa digital, han aumentado de manera escandalosa los precios de las entradas para los espectáculos musicales.

El público hace un sacrificio económico si quiere acceder a algún concierto de alta demanda, por lo que actualmente acudir a escuchar en vivo al artista favorito, no sólo implica hacer una eterna y desesperada ‘fila virtual’, con registros previos, y aceptar cargos extras en línea, sino tomar la decisión de pagar cantidades que estarían destinadas a otras prioridades o necesidades.

Ejemplos recientes de esta situación sucedieron con la puesta en venta de las entradas para las próximas presentaciones en México de Taylor Swift, Luis Miguel y los tres días que abarcará el festival Corona Capital 2023, con un cartel donde figuran The Cure, Pulp, Arcade Fire y Blur.

Cabe destacar que tanto fans en Estados Unidos de Swift y el mismo Robert Smith, vocalista de la banda británica The Cure, han criticado a Ticketmaster por sus políticas de venta de boletos, en perjuicio de los consumidores.

En el caso de Swift, la modalidad de venta se realizó con un registro previo en la compañía internacional de boletaje antes de que sea posible comprar los boletos, con la advertencia de que el acceso a la venta se priorizará para residentes de México y sólo fans que reciban un correo electrónico confirmando su acceso podrían unirse a la fila virtual de la venta. Los seleccionados recibieron instrucciones adicionales el lunes 12 de junio.

Es decir, si un extranjero quisiera viajar a México para presenciar el espectáculo The Eras Tour, es muy probable que no obtenga entradas y tenga que esperar en su país de origen la presencia de Taylor Swift.

Modelo autogestivo e independiente

Ante tal situación, bandas como Panteón Rococó ofrecen otra alternativa incluyente a sus seguidores. El show Días de Panteón en el Parque Bicentenario se venderá bajo la modalidad autogestiva e independiente, es decir, sin la intervención de boleteras, ni compras exclusivas con instituciones bancarias. La venta física y en línea realizada hace unos días fue ágil y rápida. En ésta última hubo registro previo y se esperan los anuncios de sold out para el concierto del 28 de octubre, con una probable segunda fecha más en la ex refinería.

“Quisimos un show a la altura, que satisfaga tanto a los fans, como a nosotros; la respuesta del público ha sido inmediata y se ha vendido casi todo el boletaje. Luchando contra la preventa logramos que no fuera exclusiva, ni con alguna institución bancaria, que todas las tarjetas fueran aceptadas”, dijo Dr. Shenka vocalista de la banda de latin ska, fundada hace 28 años.

El cantante puntualizó que la decisión de organizar en este formato, de manera independiente, cuando pudieron trabajar con compañías de espectáculos en México, fue para salir de la zona de confort, porque Panteón, siempre ha sido una banda que hace las cosas a su manera y estilo, lo cual nos ha valido, a veces, la animadversión, pero también el respeto de la industria musical.

Hace unas semanas, tras confirmarse el regreso de Luis Miguel y su gira internacional. Los boletos se vendieron en su página y en Súper Boletos, con preventa con Santander. Sin embargo, en las plataformas de reventa los costos se elevaron al cielo. Tan sólo para el concierto del 21 de noviembre en la Arena Ciudad de México, cuyo aforo aproximado es de más de 22 mil asistentes, el rango de precios osciló entre los ocho mil 854 pesos hasta alcanzar 106 mil 810 pesos, como se observa en la página de la plataforma de reventa Viagogo.

En el recinto de Azcapotzalco, el cantante tendrá cinco fechas más. Aún con lo exorbitante que puede parecer pagar más de 100 mil por escuchar al Sol de México, el artista concluirá su tour 2023 en territorio nacional con taquillas agotadas en todos los recintos donde se presentará. Otro dato inédito es el que difundió la página digital Infobae que aseguró que Santander presuntamente pagó 130 millones de pesos para ser el único banco con exclusiva para la preventa de los conciertos de Luis Miguel y sólo para su gira, lo cual subrayó el portal, es una cifra que resulta asombrosa porque se trata de un número mayúsculo otorgado únicamente para la gira de un solo artista, a diferencia de los acuerdos que maneja la promotora Ocesa y CitiBanamex, que comprenden más eventos.

El incremento espectacular del costo de boletos a los conciertos, parece extenderse a otras áreas del entretenimiento como el teatro comercial, donde los precios más accesibles oscilan en 500 pesos por persona. Pero sí en el elenco participan reconocidos artistas o las producciones son de gran formato, los costos para asistir a un musical o montaje pueden alcanzar los cinco mil pesos.

Así la posibilidad de divertimento en grupo o familia se convierte en una gran inversión, pues por cuatro personas la cuenta sería de alrededor de 20 mil pesos, en los lugares mejor ubicados.

Entre las causas del desmedido aumento los productores argumentan que ocurre por la apremiante recuperación económica tras la pandemia; otros, aducen que se debe al gran número de artistas y bandas de talla internacional y que se tienen que negociar ventajas con los tarjetahabientes de tal o cual institución bancaria, por ejemplo, para pagar a meses sin intereses.

La opción de la reventa a las afueras de los centros de espectáculo resulta ya inviable si se está consciente del posible fraude que podría existir al adquirir boletos clonados, como ocurrió durante la presentación de Bad Bunny, en diciembre pasado, en el estadio Azteca.

Después de la pandemia la gente quedó ávida de conciertos, busca opciones para divertirse y cada vez hay más, es la ley de la oferta y la demanda; además, los artistas que causan sensación con sus presentaciones, tienen producciones muy costosas, con estructuras y operaciones de logística extremadamente caras, como es el caso de Luis Miguel, por esta razón los boletos también incrementan su costo, señaló Willy Castro, promotor de conciertos.

Por ejemplo, explicó, “en el caso del teatro no es lo mismo ver la obra Vaselina con Timbiriche, que en otra producción con un formato más pequeño y con otro elenco; al final la ecuación básica es de cuántos boletos vendes, cuánto gastas y cuánto me queda”.

 

Fuente: La Jornada

Foto: La Jornada

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow